Empresas

Prevén que La Comer
se quede con inmuebles

Una de las alternativas de Comercial Mexicana es vender la operación de los autoservicios y conservar la propiedad de los inmuebles, que tiene un piso de ventas de 1.3 millones de metros cuadrados y tienen un valor de más de 7 mil millones de pesos.
Ilse Santa Rita
28 enero 2014 22:35 Última actualización 28 enero 2014 23:51
comercial mexicana pilares

comercial mexicana pilares

Comercial Mexicana podría encontrar una nueva vocación como administrador de bienes raíces, tal como lo hizo Grupo Gigante en 2007, cuando vendió la operación de sus tiendas de autoservicio a Soriana.

Una de las alternativas más viables de la minorista, que evalúa cambiar de propietario o fusionarse con otra empresa, es vender la operación de los autoservicios y conservar la propiedad de los inmuebles, lo cual le daría ingresos por rentas, comentó Juan Elizalde, analista de Ve por Más.

Comercial Mexicana tiene un piso de ventas de 1.3 millones de metros cuadrados, del cual posee 80 por ciento. Su portafolio se compone por una base de 143 tiendas de autoservicio propias y es dueña o copropietaria de 49 centros comerciales.

“Pensamos que la opción más considerada entre los participantes del mercado es probablemente la venta de las operaciones de las tiendas, alternativa elegida por Gigante hace algunos años y considerada como un modelo exitoso”, añadió Julio Zamora, analista de Banamex en un reporte.

Analistas de Invex Casa de Bolsa estiman que los bienes inmuebles de Comercial Mexicana tienen un valor de alrdedor de 7 mil 168 millones de pesos.

Por sus ubicaciones y tamaño, algunas de las tiendas del grupo cuyos inmuebles tiene mayor valor son: Mega y City Market Pilares, Mega Miguel Ángel de Quevedo, City Market Lomas, Mega San Jerónimo y Sumesa Centenario y Polanco, todas en la Ciudad de México.

En 2007, Grupo Gigante trasladó la operación de 205 tiendas de autoservicio a Soriana a cambio de mil 350 millones de dólares, recursos con los cuales la compañía ha financiado su expansión como desarrollador inmobiliario con la construcción de centros comerciales y desarrollos de usos mixtos.

Pese a que Comercial Mexicana tiene menos tiendas que las otras cuatro cadenas más grandes del sector, su portafolio ha sido señalado como uno de los atractivos para un posible adquirente.

Y es que la emisora podría monetizar algunas de sus unidades propias mediante la colocación de un Fideicomiso de Bienes Raíces (Fibra) y captar hasta 7 mil 168 millones de pesos, según cálculos de Invex Casa de Bolsa.

Con ese dinero, Comercial Mexicana obtendría recursos frescos para financiar su estrategia de apertura de tiendas y centros comerciales, indicó el analista de Ve por Más.

Este ha sido ponderado como uno de los fundamentales que podría sostener las altas valuaciones con las que cotiza su acción.