Empresas

Ceo de Volkswagen lamenta violación de normas ambientales en EU

De acuerdo con la autoridad ambiental en EU, algunos vehículos de Volkswagen contenían un programa que proporciona datos falsos sobre emisiones.
Reuters
20 septiembre 2015 9:33 Última actualización 20 septiembre 2015 9:49
Especial Volkswagen

Especial Volkswagen

FRÁNCFORT.- Volkswagen ordenó una investigación externa después de que los reguladores estadounidenses hallaron que un software de la automotriz diseñado para automóviles diésel proporcionaba datos falsos sobre emisiones, dijo  su consejero delegado, añadiendo que siente mucho que el grupo haya infringido la normativa de Estados Unidos.

"Personalmente, lamento profundamente que hayamos roto la confianza de nuestros clientes y el público", dijo Martin Winterkorn en un comunicado publicado por el fabricante de automóviles el domingo. "Volkswagen ha ordenado una investigación externa de este asunto".

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) dijo que el software engañaba a los reguladores en la medición de emisiones tóxicas, y añadió que Volkswagen podría enfrentarse a multas de hasta 18 mil  millones de dólares.


"Nosotros no toleramos ni toleraremos violaciones de ningún tipo de nuestras normas internas o de la ley", dijo Winterkorn, agregando que la compañía está cooperando totalmente con las agencias implicadas en el caso.

No aportó detalles de quién llevará a cabo la investigación.

"Este no es un asunto sobre una típica retirada de autos, un error de calibración o, incluso, una falla grave de seguridad", escribieron analistas de Bernstein en una nota el domingo. "No hay manera de buscar un ángulo positivo a esto; es muy serio".

Cynthia Giles, una oficial de la EPA, dijo que los vehículos en cuestión "contenían un programa que bloqueaba el control de emisiones cuando era conducido en condiciones normales o cuando se estaban realizando pruebas".

El programa, llamado por EPA "un dispositivo engañoso", oculta las emisiones de gases durante las pruebas y más tarde, cuando los autos están en carretera, pueden llegar a expulsar hasta 40 veces más el nivel permitido de contaminación, violando las normas diseñadas para proteger la salud pública, dijo Giles.

"Lo admitimos al regulador. Es cierto. Estamos cooperando activamente con el regulador", dijo un portavoz de Volkswagen.

Por su parte, el par de Volkswagen, Daimler, indicó que es probable que no haya cometido la misma violación.

"Tengo una idea aproximada de lo que está pasando y no nos afecta", dijo el presidente ejecutivo de Daimler, Dieter Zetsche, en un evento celebrado en Hamburgo el domingo.

"Pero es muy pronto aún para que sea una declaración definitiva sobre esto", agregó.