Empresas

Plantas de Land Rover, Renault, Hyundai, Seat
y MINI apuntan a México; traerían 4 mil mdd

Las automotrices Land Rover, Renault, Hyundai, Seat y MINI podrían traer a México su producción con una inversión que significaría 4 mil millones de dólares en los próximos años. La instalación de sus plantas en el país es atractiva por la base de proveedores y la cercanía con EU.
Axel Sánchez
04 junio 2015 18:34 Última actualización 05 junio 2015 4:55
Renault

Las automotrices evalúan instalar plantas. (Bloomberg)

Land Rover, Renault, Hyundai, Seat y MINI buscan ampliar su capacidad de producción y México se posiciona como uno de los países más atractivos para la instalación de una planta, no sólo porque estas marcas ya venden sus autos en el país, sino por la base de proveedores y la cercanía con Estados Unidos, uno de sus mayores mercados.

De acuerdo con expertos y directivos del sector, estas plantas podrían significar inversiones por 4 mil millones de dólares en los próximos años, equivalentes a las que se anunciaron en el sector entre 2014 y lo que va de 2015 por parte de Mercedes Benz en Aguascalientes, BMW en San Luis Potosí, KIA en Nuevo León y Toyota en Guanajuato.

México busca pasar de ser el sexto, al quinto mayor fabricante de autos en el mundo hacia 2020 y aumentar de 3.2, a 5 millones su producción, según proyecciones de la Secretaría de Economía.

Land Rover es una de las marcas que puede llegar al país debido a que sus ventas en Estados Unidos aumentan a tasas de 18 por ciento, de acuerdo con WardsAuto.

Su director general en México, Joseph ChamaSrour, admitió que la empresa planea instalar una fábrica cerca de sus mercados principales.

“En tres años (2018) sería interesante tener una planta en América del Norte. México es sin duda un candidato muy fuerte, debido a los costos de mano de obra, la logística y la experiencia de toda la red de distribución”, aseguró el directivo en entrevista con Bloomberg.

Esto representaría una inversión superior a 500 millones de dólares.

Renault
, por otra parte, analiza desde 2010 colocar una nueva planta en América para poder ingresar al mercado estadounidense, donde aún no tiene presencia.

Magdalena López, directora de la firma en México, dijo que ante la importancia que tiene el país en el sector automotriz a nivel mundial, evalúan poner una planta en el país. La inversión podría ser de 800 millones de dólares.

Hyundai también está buscando ganar mayor participación en Estados Unidos. El año pasado su cuota de mercado pasó de 2 a 4.5 por ciento y vendió 760 mil autos en promedio.

“Hyundai quiere convertir a México en una base muy importante para su producción global”, comentó Pedro Albarrán, director general de Hyundai Motor de México.

Se estima que la inversión sea similar al de su marca hermana KIA, de mil millones de dólares.

En tanto, la española Seat podría producir sus autos en México, al contar con gran parte de sus proveedores en Puebla, los cuales atienden a marcas como Audi y Volkswagen. Esta empresa tampoco tiene presencia en Estados Unidos, pero en México posee 1.8 por ciento del mercado, con crecimientos anuales de 7 por ciento en los últimos tres años.

MINI también podría ampliar su presencia en México, puesto que su controlador BMW anunció ya una factoría en el país. Con ello, gran parte de sus proveedores instalarían en San Luis Potosí.

Al menos 5 armadoras podrían decidir instalar una planta en México debido a que el país se ha vuelto atractivo para la industria.