Empresas

Piratería en TV de paga crece en América Latina

Al cierre del tercer trimestre de 2014, el número casos de robo de señales de televisión de paga en América Latina creció un 23% a pesar de un mayor fortalecimiento de la seguridad, de acuerdo con datos de DirecTV.
Ana Martínez
02 diciembre 2014 22:34 Última actualización 03 diciembre 2014 4:55
Televisión (Archivo)

(Archivo)

El porcentaje televidentes que ‘roban’ señales de televisión de paga en América Latina creció del 20 por ciento en 2013 al 23 por ciento al cierre del tercer trimestre de 2014, de acuerdo con estimaciones de DirecTV.

Si bien los proveedores de servicios de televisión restringida han fortalecido la protección de su negocio con las señales digitales, los ‘piratas’ también han sofisticado sus técnicas para disfrutar gratuitamente de los contenidos e incluso afectan a los Over the Top, como Netflix, al disfrazar la ubicación geográfica de los usuarios.

“Hay muchas formas de piratería: una es la retransmisión, cuando un cableoperador toma nuestra señal y la redistribuye sin pagarnos; otra es subreportar el número de equipos que tiene; y las más tecnológicas son cajas para la recepción satelital de señales no encriptadas, mediante las que se accede a todos los contenidos de los cableros”, dijo Michael Hartman, vicepresidente y consejero general adjunto de DirecTV.

En 2014 se contabilizan 7 millones 800 mil hogares con señales no autorizadas para sintonizar televisión de paga en los siete principales mercados de la región. El 59.6 por ciento de los ‘piratas’ utilizaron opciones satelitales y se calcula que estas cifras podrían elevarse a 8 millones 500 mil hogares y un 80.5 por ciento de robos satelitales hacia 2018, de acuerdo con un reporte de Dataxis.

“La carga de la informalidad es alta. Si tomamos en cuenta el volumen, la piratería sería el tercer operador virtual más grande en este mercado”, explicó Carlos Blanco, analista de Dataxis.

En México se reportan 2 millones 900 mil hogares con conexiones a TV de paga ‘piratas’, en el 74.5 por ciento de los casos se utilizan señales satelitales y el 25.5 por ciento son por cable.