Empresas

Aplican paros técnicos y extensión de vacaciones en VW Puebla por cancelación de contratos

A partir de ahora y por cinco semanas, la planta 84 de Volkswagen ubicada en Puebla implementará el esquema cuatro por tres en la jornada laboral de los trabajadores de la firma alemana, debido a que aproximadamente 3 mil unidades han sido regresadas desde Estados Unidos y se han cancelado contratos de compra.
Erick Almanza / Corresponsal
23 octubre 2015 14:1 Última actualización 23 octubre 2015 15:5
Trabajadores. (Bloomberg)

Modelos New Bettle, Jetta y Golf han sido regresadas del mercado estadounidense en los últimos meses. (Bloomberg)

PUEBLA.- Debido a que aproximadamente tres mil unidades de la empresa Volkswagen han sido regresadas de Estados Unidos, a la par de cancelarse contratos de compra, este día iniciarán el esquema cuatro por tres en la jornada laboral de los trabajadores de la nave 84 de la firma alemana, en la que se ensambla el modelo Golf. Este ajuste durará cinco semanas.

Asimismo, habrá modificaciones en el periodos de vacaciones para que éstas se extiendan en algunas áreas, de forma que se apliquen del 4 de diciembre al 18 de enero (con un pago reducido) ante los efectos negativos que registra la firma tras hacerse público el escándalo de que habría “truqueado” sus motores a diésel para que lograran cumplir con los estándares de emisiones de gases contaminantes en Estados Unidos.

Así lo informaron trabajadores de la firma automotriz que pidieron no ser mencionados para evitar ser sancionados por la empresa o el sindicato, pues tanto la trasnacional como la representación de trabajadores han acordado mantener discreción en el asunto, negando sistemáticamente que existan paros técnicos al interior de la firma.

La empresa asegura que es falsa cualquier información en torno a paros de labores, y en el mismo tenor el secretario de prensa y propaganda Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw), Federico Ruiz Garita, aseguró que se mantienen las jornadas de cinco días por dos de descanso, rechazando paros técnicos en lo que resta de 2015.

Los empleados revelaron que la detención de labores sí se está dando, así como otras medidas que permitan hacer frente a los problemas de ventas que registra la transnacional, toda vez que un cuantioso número de unidades de los modelos New Bettle, Jetta y Golf han sido regresadas del mercado norteamericano en los últimos meses, lo que ha obligado a hacer modificaciones en el esquema de producción.

Destacaron que la empresa les ha indicado que no deben preocuparse por posibles despidos pues los proyectos siguen en pie; no obstante, el nivel de ventas ha presentado variaciones importantes, principalmente por la devolución de vehículos del mercado norteamericano.

Asimismo aseguraron que los paros técnicos escalonados se han dado desde septiembre sólo que aplicaba el esquema de “saldo de vacaciones” que implica que, en las detenciones temporales de labores la empresa les siga pagando completo su salario a los empleados pero ello es a cuenta de los días de vacaciones que les corresponderían.

Tal esquema es aceptado por los trabajadores para no mermar sus ingresos, pero los paros técnicos han sido constantes por lo que los empleados ya no tienen día de sus vacaciones para que sean abonados y la empresa ha dejado de cubrirles su salario total y actualmente sólo les paga el 50 por ciento.