Empresas

¿Para qué quieren aliarse Aeroméxico y Delta?

El regulador de competencia mexicano aprueba, con condiciones, el acuerdo que buscan ambas compañías, en momentos en los que se espera que incremente la competencia en el sector.
Redacción
02 mayo 2016 9:46 Última actualización 05 mayo 2016 8:59
Aeroméxico

(Bloomberg)

Este jueves la mexicana Aeroméxico anunció que aceptará junto con su socia estadounidense Delta Airlines los términos establecidos por la Comisión Federal de Competencia (Cofece) para autorizar una anunciada alianza.

El llamado Acuerdo de Colaboración Conjunta aún debe ser aprobado por las autoridades estadounidenses.

Pero, ¿para qué quieren unirse las firmas?

El 26 de abril, el Senado mexicano aprobó el Acuerdo sobre Transporte Aéreo entre México y Estados Unidos, el cual eliminará las limitaciones respecto al número de aerolíneas que pueden volar en cada ruta entre los dos países, lo que incrementará la competencia para aerolíneas naciones y estadounidenses.


Con el acuerdo, que de concretarse significará una colaboración empresarial de mil 500 millones de dólares, les permitiría competir de forma más efectiva en las rutas entre México y Estados Unidos.

“México es el destino internacional más popular para los clientes de Delta y nuestro propuesto acuerdo de colaboración conjunta le ofrecerá a nuestros clientes más opciones de viaje y de destinos, ya sea que viajen por negocios o por placer”, dijo Ed Bastian, presidente de Delta cuando presentaron la solicitud, en marzo de 2015.

“La aprobación de este acuerdo le permitiría a los viajeros obtener un completo beneficio en todo aspecto de la colaboración conjunta futura entre Delta y Aeroméxico, incluyendo la combinación de dos redes complementarias”, agregó.

Una vez concretada la alianza, Delta y Aeroméxico buscarán expandir las oportunidades de operación e inversión en instalaciones aeroportuarias con mejoras en salones VIP, en salas de espera de vuelo y en la experiencia general de conectividad.

Además, las aerolíneas podrán combinar rutas y frecuencias, aumentarán sus ventas conjuntas y sus iniciativas de promoción.
Por medio del acuerdo, las aerolíneas podrán ofrecer una red expandida en México y conectar a los principales centros de negocios de Estados Unidos, como Los Ángeles y Nueva York.

A su vez, los centros de operaciones de Aeroméxico— Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y Hermosillo—les darán a los clientes de Delta mayor acceso a ciudades a través de México.

En tanto que Delta le proveerá a Aeroméxico con una amplia red en Norteamérica por medio de sus centros de operaciones clave (los cuales incluyen a Atlanta, Detroit, Los Ángeles, Minneapolis, Nueva York, Salt Lake City y Seattle) y una fuerte presencia en promoción a través de los Estados Unidos.

Delta tiene el 4.1 por ciento de acciones en la mexicana, y una opción de adquirir un 8.1 por ciento adicional. Además, el Fondo de Pensiones de Delta tiene una opción para adquirir un 4.6 por ciento de los títulos.

Sumado a esto, en noviembre de 2015 la estadounidense informó su intención de comprar hasta un 32 por ciento extra a través de una oferta pública, con lo que puede alcanzar hasta un 49 por ciento de Aeroméxico, lo cual se espera que ocurra en el segundo semestre de este año.

Delta y Aeroméxico lanzaron su primer código compartido en 1994 y ambas se convirtieron en aerolíneas fundadoras de SkyTeam en el 2000.

Actualmente, Delta y Aeroméxico ofrecen más de cuatro mil vuelos semanales en código compartido, lo que representa más de 80 vuelos diarios ida y vuelta cruzando la frontera.

Hace dos años Delta y Aeroméxico inauguraron de forma conjunta su Centro de Mantenimiento, Reparación y Revisión de aeronaves (MRO) en la Ciudad de Querétaro.