Empresas

Olvidan el mayor proyecto turístico en 30 años

A cinco años de que se anunciara la construcción del Centro Integralmente Planeado Playa Espíritu en Sinaloa, aún no existe ningún avance. El proyecto pende de un hilo mientras la inversión inicial supuesta para el proyecto continúa aumentando.
Claudia Alcántara
26 febrero 2014 20:54 Última actualización 27 febrero 2014 5:0
Playa de Cancún con oleaje elevado. (Reuters/Archivo)

Clima

En donde el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) edificaría desde cero el megaproyecto turístico más importante de los últimos 30 años en México, no hay nada de lo planeado. Ni marinas, campos de golf, hoteles, ni mucho menos turistas.

A Sinaloa se le había prometido que tendría su propio Cancún, pero a cinco años de que el expresidente Felipe Calderón Hinojosa pusiera en marcha la construcción del Centro Integralmente Planeado (CIP) Playa Espíritu en el municipio de Escuinapa, sólo aves migratorias viven en el lugar.

Hoy, este nuevo centro vacacional pende de un hilo y está cerca de convertirse en un verdadero elefante blanco por inconsistencias en el uso de recursos públicos, litigios que ponen en riesgo la tenencia de la tierra y un modelo de desarrollo que no obedece a las demandas del mercado actual, criticaron expertos.

El objetivo era construir en 20 años 44 mil cuartos, lo que equivaldría a igualar a Mazatlán, Los Cabos, La Paz, Loreto y San Felipe juntos, propósito que era imposible, consideró Alejandro Morones, exsubdirector de Presupuestos de Obra y Permisos Ambientales de Fonatur.

Luego de que en 1984 se hiciera Huatulco, Oaxaca, no se había diseñado un nuevo centro turístico y cuando Miguel Gómez Mont se hizo cargo del fondo, decidió planificar el proyecto.

El plan tuvo una serie de problemas financieros, reconoció el exfuncionario.

Cancún y el resto de CIPs, contaron con recursos a fondo perdido del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Banco Mundial para adquirir los terrenos, pero en el caso de Playa Espíritu se contrató un crédito del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin).

“Cuando estás hablando de un proyecto de 6 a 7 años, la maduración está en chino, entonces se convirtió en una carga muy pesada para Fonatur”, resaltó Morones.

La Auditoría Superior de la Federación estimó que los financiamientos contraídos con el Fonadin han generado pérdidas al fondo por mil 521.1 millones de pesos.

La inversión que supuso la construcción de Playa Espíritu en los primeros 2 años se incrementó 144 por ciento, detalló la Auditoría en su informe de 2011. En un inicio, su costo se estimó en 4 mil 500 millones de pesos, sin embargo, la cifra se elevó a 11 mil millones.

Para este 2014, se destinó un presupuesto de 605 millones 135 mil 591 pesos y los recursos siguen creciendo.

“Es un proyecto que está en pañales, no tiene nada prácticamente. No tiene infraestructura turística, no ha cambiado mucho; tiene poca infraestructura básica”, criticó Rodrigo Gallegos, director de Cambio Climático y Tecnología del Instituto Mexicano para la Competitividad.

El lugar donde se diseñó el CIP carece de atractivos turísticos y el potencial que significaba la reserva de Marismas Nacionales no fue tomado en cuenta para conformar un plan maestro ecoturístico, opinó el experto.

“centro_playa_espiritu"