Empresas

OHL no suelta el acelerador y quiere más autopistas en México

La compañía sigue en la búsqueda de proyectos junto a su socio Magenta Infraestructura, el cual es uno de los principales fondos en infraestructura en el mundo, según Sergio Hidalgo, CEO de OHL.
Francisco Hernández
09 agosto 2017 0:42 Última actualización 09 agosto 2017 4:55
Autopista

Autopista

Luego del fallido intento de desliste de OHL México en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la concesionaria de autopistas buscará oportunidades de inversión en el país junto a su socio Magenta Infraestructura, subsidiaria del fondo multinacional de inversiones IFM, como la compra de vías en operación.

“IFM es uno de los principales fondos que invierte en infraestructura en el mundo, y el que esté apostando por México (con la adquisición de acciones de OHL) quiere decir que están interesados en nuevas inversiones hacia adelante”, comentó Sergio Hidalgo, CEO de OHL.

A inicios de 2017, OHL anunció inversiones por alrededor de 7 mil 500 millones de pesos para proyectos de infraestructura en México, entre ellos la construcción de la autopista Atizapán-Atlacomulco, en el Estado de México, y el libramiento elevado de Puebla.

¿Qué proyectos tiene en la mira OHL?

—OHL México no ha sido una empresa que “coleccione proyectos”, como hacen otras, nosotros en los 15 años de historia en el país hemos tenido únicamente ocho negocios.

Tampoco hemos tenido en desarrollo más de dos proyectos, pues requieren mucho capital y no nos gusta meternos en desarrollos y luego abandonarlos. Hoy tenemos en desarrollo uno, que es la autopista de Atizapán-Atlacomulco, donde tuvimos algunas complicaciones con temas de derecho de vía, pero ya empezó a agarrar el ritmo.

Estudiamos posibilidades para uno más, si fuera necesario lo estaríamos presentando bajo propuestas no solicitadas, nuestra intención es seguir invirtiendo en México.

¿Tienen en la mira comprar concesiones en operación?

—Sí, son temas que también estudiamos, y si hubiera una oportunidad en el mercado, sobre todo ahora que tenemos esta asociación tan potente con IFM en Magenta, sin duda, eso da oportunidad para analizar proyectos que ya están en funcionamiento, o proyectos que están abandonados y requieren un rescate.

¿Cómo van los planes para su Fibra?

—Tenemos asesores que están viendo el tema seriamente, y si tenemos alguna oportunidad para montar una Fibra con una o un par de nuestras concesiones, es otra forma de rotar activos para lograr capital nuevo que nos permita participar en nuevos proyectos, aunque decisiones como esas requieren llevarse al consejo de administración y ver qué opina el tenedor mayoritario (Magenta).

¿Qué falló en el desliste?

—Conforme fue corriendo la oferta pública, Magenta se dio cuenta que había ciertos fondos que no estaban de acuerdo con el precio (de compra, de 27 pesos por acción), y entonces no iban a llegar a comprar el 95 por ciento de las acciones (requeridas para deslistar la empresa).
Por eso hubo una reconsideración, se dieron cinco días adicionales para que los fondos lo pensaran y se vio que el 85 por ciento estarían dispuestos a vender a ese precio.

Es claro que cuando se hizo esa revisión, desde ese momento Magenta tomó la decisión de que el desliste era secundario y que lo importante era asegurar un pie en la empresa. El objetivo se abandonó desde que se bajó al 85 por ciento.

: