Empresas

De enemigos a aliados: Obama encuentra en Wal-Mart un apoyo político

La opinión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sobre Wal-Mart Stores cambió a poco de iniciada su gestión, cuando tomó conciencia de que necesitaba apoyo empresarial para impulsar la reorganización del sistema de salud.
Bloomberg
29 agosto 2016 10:1 Última actualización 29 agosto 2016 10:22
Obama Wal-Mart

Wal-Mart se ha convertido en uno de los principales aliados del presidente Obama (Especial)

Cuando era un joven senador que soñaba con la presidencia, Barack Obama dijo que nunca compraría en Wal-Mart y convirtió a la compañía en un emblema de la codicia empresarial.

En la actualidad, Wal-Mart Stores es uno de los aliados corporativos más confiables de Obama, un socio que ha respaldado a la Casa Blanca en más de una decena de iniciativas, en especial el Obamacare y el cambio climático.

La asociación beneficia a ambos. Obama puede señalar el apoyo de Wal-Mart para refutar las acusaciones republicanas de que es hostil a las empresas.

Wal-Mart puede mostrar la aprobación presidencial para atraer compradores renuentes que, como antes Obama, se han mantenido alejados en la convicción de que la compañía perjudica a los trabajadores y reduce la competencia.

Es un aspecto clave del trabajo de la compañía por alentar un crecimiento persistente.

“Para el presidente tiene sentido estar dispuesto a una asociación con la compañía minorista más grande del país”, dijo Dwight Hill, un socio en Plano, Texas, de la consultora minorista McMillan Doolittle.

“Por su parte, Wal-Mart ha avanzado mucho últimamente en lo relativo a ser más transparente respecto de salarios y beneficios de los empleados”.

El presidente completó el pasaje de enemigo a admirador de Wal-Mart al visitar en 2014 una de las tiendas de la firma en Mountain View, California, para elogiar su utilización de energía renovable.

La visita de Obama representó un "gran hito" para la imagen pública de la compañía, dijo Jib Ellison, cuya firma consultora trabajó en el programa de sostenibilidad de Wal-Mart.

“Cuando ganó la elección su retórica era de gran oposición a Wal-Mart”, dijo Ellison, que sigue asesorando a Wal-Mart en política medioambiental. “Por eso (el cambio) es alentador”.

1
SALUD Y CAMBIO CLIMÁTICO

 

Wal-Mart EU

La asociación entre el presidente y la firma minorista tiene especial fuerza en dos áreas: salud y cambio climático.

La opinión de Obama sobre Wal-Mart cambió a poco de iniciada su gestión, cuanto tomó conciencia de que necesitaba apoyo empresarial para impulsar la reorganización del sistema de salud, que en opinión de los republicanos afectaría el empleo y a las empresas.

Wal-Mart fue uno de los primeros grandes empleadores en apoyar el plan.

En junio de 2009, mientras recrudecía el debate en el Congreso, Wal-Mart difundió una carta a Obama en la que apoyaba que se exigiera a los empleadores ofrecer un seguro de salud a sus empleados, una de las piedras angulares de la ley.

Wal-Mart y la Casa Blanca han cooperado en la agenda climática de Obama, algo que ejecutivos de la compañía han calificado de comunión natural de intereses y no de cálculo político.

Wal-Mart empezó a trabajar en la reducción de su huella de carbono en 2005, no sólo en aras del medio ambiente sino también de su imagen pública, y es ahora el mayor usuario corporativo de energía solar.

La compañía respaldó el año pasado el acuerdo global que Obama negoció en París para reducir las emisiones de carbono.

Valerie Jarrett, asesora de Obama, dijo que la Casa Blanca ha encontrado en Wal-Mart un socio bien dispuesto conforme buscaba apoyo empresarial a las iniciativas gubernamentales.

“Reconocemos que el sector privado es el motor económico de nuestro país”, dijo Jarrett en una entrevista.

: