Empresas

Nuevas telefónicas van por clientes de Telcel, Movistar y Iusacell

En el próximo lustro, los Operadores Móviles Virtuales, que llegaron este año a México, quieren hacerse de 17 millones de clientes, es decir un 20% de los usuarios de prepago de las grandes telefónicas del país, con la estrategia de conquistar a un nicho en específico.
Ana Martínez
27 agosto 2014 19:15 Última actualización 28 agosto 2014 5:0
Branson

Virgin Mobile está enfocado al mercado de jóvenes de entre 18 y 35 años, y espera captar un millón de líneas móviles en los primeros 12 meses de operaciones en el país y llegar hasta 3.1 millones en cinco años. (Tomada de Facebook Virgin Mobile México)

Los Operadores Móviles Virtuales (OMVs) que llegaron a competir al mercado mexicano quieren adueñarse de los usuarios de celulares de prepago de las grandes telefónicas que operan en el país.

Firmas como las británicas Virgin Mobile y Lycamobile; la española Tuenti; y las mexicanas Maz Tiempo y Cierto, aterrizaron este año en el país y su objetivo es quedarse con al menos 20 por ciento de los usuarios de prepago que hay en México, equivalentes a 17 millones de clientes en un plazo de cinco años. Este segmento de mercado dejó a Telcel, Telefónica-Movistar y Iusacell ingresos por 21 mil millones de pesos en 2013.

La estrategia principal de los OMVs está en conquistar a un nicho de clientes específico.

“Estas compañías deben identificar los nichos de mercado poco explorados por América Móvil, Telefónica y Iusacell y ofrecer paquetes atractivos a los clientes”, consideró Valeria Romo, analista de Monex Casa de Bolsa.

La experta explicó que con su llegada en México podría desarrollarse una figura de operadores regionales, donde los OMVs pueden ganar relevancia.

Virgin Mobile, por ejemplo, está enfocado al mercado de jóvenes de entre 18 y 35 años, y espera captar un millón de líneas móviles en los primeros 12 meses de operaciones en el país y llegar hasta 3.1 millones en un plazo de cinco años. Para conseguirlo se concentrará en el servicio al cliente con una plataforma de autoservicio, cobro por segundo y una tarifa unificada de 2 pesos por cada megabyte, minuto de voz o mensaje de texto.

Maz Tiempo, por su parte, busca captar 3 millones de usuarios de los segmentos C y D en su primer año de operaciones, con una tarifa unificada y venta de equipos de entre 249 pesos y mil 200 pesos.
Cierto, a su vez, se concentrará en el mercado de migrantes y viajeros extranjeros que realizan llamadas internacionales.

Los OMVs que incursionan en el mercado mexicano optaron por montar sus servicios sobre la infraestructura de Telefónica-Movistar en México. Tras negociaciones que tomaron al menos dos años, Maz Tiempo y Tuenti acordaron con la española la renta de infraestructura de telecomunicaciones, mientras que Virgin Mobile y Cierto analizaron la oferta de todos los operadores antes de decidirse por la firma de origen español.

Ernesto Piedras, director de The Competitive Intelligence Unit, dijo que es poco probable que haya una saturación de la red de Telefónica por la llegada de los OMVs.

Telefónica es la empresa que le renta la infraestructura a todos los operadores móviles virtuales que acaban de entrar al país o que están por hacerlo.