Empresas
entrevista
Marcelo Melchior, presidente ejecutivo de Nestlé en México

Nestlé apuesta por ‘tomar’ más amantes del café en México

Nestlé tiene aproximadamente 60 por ciento de participación en el mercado local del café con todos sus formatos y busca reforzar su negocio de Dolce Gusto y Nespresso con el objetivo de incrementar el consumo de esta bebida en México.
Axel Sánchez
12 noviembre 2015 21:1 Última actualización 13 noviembre 2015 10:45
Marcelo Melchior

El café representa más de 50 por ciento de los ingresos de Nestlé en México. (Edgar López)

Nestlé busca acelerar sus ventas en México y la apuesta de Marcelo Melchior, presidente ejecutivo de la empresa en el país, se llama café.

En entrevista con El Financiero destacó que la compañía estará reforzando su negocio de Dulce Gusto y Nespresso en el mercado nacional con la mira en incrementar el consumo de esta bebida.

“En México el consumo promedio por persona es de 217 tasas anuales, mientras que en países como Brasil es de más de 500 tazas, queremos impulsar su consumo por medio de formatos más fáciles de preparar y que ofrezcan distintos sabores”, reveló el ejecutivo de origen brasileño".

El café representa más de 50 por ciento de los ingresos de Nestlé en México y la empresa tiene alrededor de 60 por ciento de participación en el mercado local con todos sus formatos, pero quiere más.

¿Qué perspectivas tienen para el consumo de café en México?

Nosotros creemos que el potencial de México es enorme, el consumo per cápita es menor a 217 tazas de café al año, pero si se compara, por ejemplo, con un país similar al nuestro, con clima similar al nuestro, como Brasil, ellos consumen más de 500 tazas al año, así que nosotros esperemos desarrollar aún más el negocio del café en el país.

¿Cómo transformar la visión sobre el café entre los mexicanos?

Es un tema gradual el introducir el café aún más en el día a día de las personas, entonces para eso trabajamos fuerte en los distintos productos y formatos como capsulas, soluble, etcétera, para darles más motivos de tomar. Queremos que cada vez que el mexicano se le antoje algo caliente piense en Nestlé.

¿Por eso impulsar formatos como Nespresso?

Nespresso tiene una estrategia de sofisticación, ya no sólo pides un café, es una especificación del café similar a lo que hacemos con los vinos, para que las personas noten la diferencia entre los cafés, los cuales se compran alrededor del mundo.

Qué otras estrategias trabajan?

Tenemos también las capsulas (dulce gusto), las cuales dan también un poco más de conveniencia porque ahí no tengo que pensar mucho de cómo preparar un café, solo pones la capsula y sale el café. Trabajamos en formatos para preparar café más rápido, y también hacemos muchas cosas de Nescafé, ahora lanzamos Orígenes, los cuales ofrecen café de alguna región del país como Chiapas, y todo eso ayuda mucho para que el mexicano piense en café y se vuelva más consumidor.

En cuanto a su cartera de productos, ¿Cómo les afecta el IEPS a los alimentos con azúcar?

Eso afecta a un 12 por ciento de nuestro portafolio, por eso estamos trabajando para reducir el impacto. En el caso de las agüitas (que es donde se iba a cambiar la ley) no nos afecta mucho porque es un segmento que representa menos de 10 por ciento de nuestro negocio de agua.

¿En qué trabajan para reducir el efecto del impuesto?

En algunos trabajamos en cambiar la fórmula, en otros trabajamos en los formatos, y todo pensando que el desembolso del consumidor no fuera afectado. Constantemente hemos trabajado en mejorar la formulación de nuestros productos y eso lo hacemos de forma constante, lo importante es no hacer formulaciones a costa de un sabor, tenemos que reformular pero el producto final tiene que ser igual o mejor para que pueda competir en el mercado.

¿Han cambiado formatos?

Creo que algo en chocolates pero nada muy representativo que afecte.

¿Cómo va su plan de inversión?

La empresa mantiene su plan de inversión de 550 millones de dólares en apertura de dos plantas, una de fórmulas lácteas en Jalisco y otra de comida para perro en Guanajuato, donde todavía están buscando completar los 700 empleados para ambas fábricas.

¿Cómo trabajan en la preparación de la mano de obra?

Tenemos un plan llamado “Iniciativa por los jóvenes”. En México tenemos a 50 por ciento de la población en la economía informal y también un abandono de los estudios de forma prematura, porque la presión de la familia para que el joven empiece a generar es muy fuerte.

Como Nestlé tenemos una responsabilidad social, pero también queremos que el consumo futuro en México sea distinto y trabajamos en tres ejes.

Uno es contratar directamente a jóvenes; por ejemplo, tenemos que contratar a 700 personas pero de esas vamos a enfocarnos en jóvenes.

Segundo, vamos a elevar el número de becarios y practicantes que tenemos en la organización, para darles a esos jóvenes, que aún son estudiantes, la oportunidad de darle un poco más de sustancia a su currículum. Antes teníamos 60 becarios anuales, ahora son más de 500 en tres años.

Y tercero, es impactar a más jóvenes para moverlos a conseguir buenos trabajos, por eso vamos al Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) con la idea de empezar a explicar a los jóvenes dos cosas importantes: el primero, es que continúen sus estudios y el segundo, integrarse de la mejor forma al mundo laboral formal.

Entonces ¿También contratan a jóvenes del Conalep?

Algunos, no todos, lo que queremos es que se sumen a la actividad formal del país, para hacer una base sólida de desarrollo económico.