Empresas

¿Cómo quedó en evidencia el motor de 'diésel limpio' de VW?

Las pruebas al Jetta 2012 y al VW Passat 2013 arrojaron que emitían más óxido de nitrógeno del permitido por la ley, mientras que el BMW X5 estaba, en general, en los límites de lo permitido: ICCT.
Reuters
21 septiembre 2015 19:27 Última actualización 21 septiembre 2015 19:37
Etiquetas
[La camioneta de Volkswagen seguía rodando por las calles de Brasil/Bloomberg] 

VW puede ser sancionada hasta por 18 mmdd en EU. (Bloomberg)

DETROIT/WASHINGTON..- Cuando el Consejo Internacional para el Transporte Limpio (ICCT) encargó a investigadores de la Universidad de Virginia Occidental que hicieran pruebas a las emisiones de automóviles a diésel, el grupo esperaba encontrar que los modelos vendidos en Estados Unidos contaminaban menos que los de otros mercados debido a las mayores exigencias.

En cambio, dijeron funcionarios del ICCT el lunes, las pruebas al Volkswagen Jetta 2012 y al VW Passat 2013 sorprendieron con resultados opuestos: los dos modelos emitían más óxido de nitrógeno del permitido por la ley, mientras que un tercer modelo, el BMW X5, estaba en general en los límites de lo permitido.

1
Jetta TDI 2012


El Jetta 2013 y Passat 2013 no pasaron las pruebas del ICCT


"Nuestra hipótesis era que todos estos autos pasarían las pruebas", dijo Drew Kodjak, director ejecutivo de ICCT, una organización no gubernamental con oficinas en Washington, San Francisco y Berlín.

En mayo de 2014, el ICCT alertó a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y a reguladores de California (CARB) sobre sus hallazgos.

1
BMW X5


BMW X5


La EPA anunció el viernes que Volkswagen puede ser responsable por hasta 18 mil millones de dólares en sanciones por usar en casi medio millón de autos diésel VW y Audi un software que permitía eludir las regulaciones de emisión, desatando una controversia que amenaza con provocar un daño de largo plazo a sus finanzas, liderazgo y reputación.

Las acciones de VW en Europa cayeron el lunes casi un 20 por ciento y la compañía suspendió sus ventas de automóviles diésel en Estados Unidos hasta encontrar una solución que deje satisfecho a los reguladores.


Las preocupaciones del ICCT "llevaron a CARB a comenzar investigaciones y discusiones" con VW en 2014, dijo el regulador californiano. Las emisiones de óxido de nitrógeno se han ligado al smog y la lluvia ácida.

VW acordó llevar adelante sus propias pruebas para replicar el estudio del ICCT y propuso a CARB corregir el software.

En diciembre, VW hizo un llamado a revisión de los autos diésel en Estados Unidos de los modelos 2009-2014.

La iniciativa no acabó con el asunto. CARB, en cooperación con EPA, dijo que quería pruebas de verificación que realizó en mayo de 2015. En julio, CARB notificó a VW que las pruebas aún mostraban excesos de emisiones, resultados que compartió con los reguladores federales.

No fue hasta que EPA y CARB amenazaron con retener la certificación para los modelos diésel 2016 que VW revisó sus explicaciones a comienzos de septiembre.

"Sólo entonces VW admitió que había diseñado e instalado un dispositivo de anulación en los vehículos en la forma de un sofisticado algoritmo de programación que detectaba cuando un vehículo estaba siendo sometido a pruebas de emisiones", dijo la EPA en una carta del 18 de septiembre a VW.