Empresas

Moody's confirma baja
en calificación de Pemex

La agencia calificadora bajó la escala global de la petrólera mexicana, aunque mantuvo sin cambios sus calificaciones a escala nacional; baja producción, inversión financiada con deuda y mayores gastos en relación con sus ingresos mantienen su perspectiva en negativa.
Sergio Meana
24 noviembre 2015 20:16 Última actualización 24 noviembre 2015 21:35
Pemex

(Bloomberg)

Moody’s de México bajó la calificación senior quirografaria en escala global de Pemex a Baa1 de A3 y la calificación senior quirografaria de programa de mediano plazo a P(Aa1) de P(A3)

En el ámbito local, Moody´s confirmó las calificaciones en escala nacional de Pemex de Aaa.mx y MX-1, pero cambió la perspectiva de todas las calificaciones a negativa.

Moody’s consideró que los indicadores crediticios de Pemex se deteriorarán aún más en el corto a mediano plazo debido a que los precios del petróleo continúan deprimidos, la producción continúa cayendo, los impuestos permanecen altos, y las necesidades de inversión de la compañía son financiadas con deuda, señaló Nymia Almeida, analista de Moody’s.

Al mismo tiempo, Moody’s bajó la estimación del riesgo crediticio base (BCA, por sus siglas en inglés) de Pemex, la cual refleja su fortaleza crediticia intrínseca, a ba3 de ba1.

La calificadora explica que en los últimos tres años Pemex ha incurrido en un crecimiento de su deuda sin lograr resultado alguno en la producción u operación.

“Incluso con los precios en su nivel pico en 2014, el flujo de efectivo de las actividades de operación de 9.1 mil millones de dólares se quedó corto para cubrir los gastos de 15.1 mil millones de dólares. Además, desde la fuerte caída de los precios que empezó a finales de 2014, los gastos operativos de Pemex han tenido un efecto negativo en sus métricas de crédito”, señaló el reporte.

La calificadora determinó que la producción caerá 6 por ciento en 2015 y 3 por ciento en 2016, dada la incapacidad para incrementar la inversión en exploración y producción derivado del contexto de precios, pero también de más impuestos.

El reporte tomó en cuenta el acuerdo de Pemex con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, sin embargo afirmó que la ayuda en la carga de los pasivos se verá reflejada hasta mediados de 2016 y no solventará su problema de liquidez.

Pemex señaló que la calificación de Moody´s es similar a la de otras calificadoras como Fitch y Standard and Poor’s, que se mantienen sin cambios desde 2013 a pesar de que éstas han bajado las notas crediticias de BP, Statoil, Petrobras y Exxon, por la caída de los precios internacionales del crudo, así como la noruega Statoil, la brasileña Petrobras y la española Repsol, mientras que a Pemex la mantuvo en el rango de estable.

Pemex agregó que desde finales de 2014 inició un programa para mejorar su salud financiera, al aplicar una reducción de más de 60 mil millones de pesos, 10 mil millones de los cuales fueron aplicados a su nómina en 2015. Recordó que modificó su sistema de pensiones, al incrementar de 55 a 60 años la edad para pensionarse.