Empresas

Fibra Uno determina transformar Mítikah

El Fideicomiso señaló que el proyecto Mítikah, recientemente adquirido por 185 millones de dólares, se pagará en efectivo, aunque no reveló el origen de los recursos.
Ana Valle
25 febrero 2015 13:0 Última actualización 25 febrero 2015 22:53
Mítikah

Mítikah Área rentable (m2)*: 42,000 Ubicación: Coyoacán Inversión (mdp): 7,420

La que sería la torre más alta de la Ciudad de México encontró comprador, pero el proyecto será transformado, pues Fibra Uno, que pagó 185 millones de dólares por la propiedad, decidió liquidar a proveedores y al antiguo desarrollador.

“Algunas de las cosas que hemos venido trabajando con la parte vendedora es que todos los proveedores de servicios serán liquidados y cancelados, incluyendo el desarrollador original, lo que nos permitirá elegir al mejor o los mejores para construir este proyecto”, explicó en conferencia telefónica con analistas, Gonzalo Robina, director general adjunto de Fibra Uno.

Hasta hace unos meses, Mítikah era un proyecto de usos mixtos que incluía vivienda, un centro comercial, espacios de consultorios médicos y oficinas, además de la torre insignia, que sería la más altas de la Ciudad de México, con una altura de 267 metros y 62 niveles.

Prudential Real Estate Inverstors e Ideurban eran dueños del proyecto y ésta última se encargaba de desarrollarlo.

Sin embargo, en septiembre de 2014, El Financiero informó que la construcción de Torre Mítikah, única fase pendiente del proyecto, estaba detenida, debido a la falta de liquidez.

“No estamos comprando sólo tierra, esto ya es un proyecto, ya se hizo la excavación y la construcción de una parte de los siete niveles de estacionamiento, ya se tienen las bases para retomar la construcción”, dijo Robina.

Marco Medina, analista de Fibras de Ve por Mas, consideró que el proyecto en conjunto tendría que adecuarse y si bien la Fibra cuenta con la experiencia para el desarrollo de espacios corporativos, posiblemente habrá cambios en lo que toca a la torre principal.

“No sé si haga sentido seguir con un proyecto así, pero podría haber algo similar, el proyecto tendrá que adecuarse y para ello aprovecharían el tema de Centro Bancomer y mejorarlo”, comentó Medina.

Robina estimó que dado el tamaño de Mítikah era posible que el proyecto estuviera estabilizado dentro de 50 o 60 meses, es decir, hacia 2020. El proyecto inicial estaría listo en 2016.

El pago del proyecto se hará en efectivo, aunque el directivo no reveló el origen de los recursos.

Fibra Uno espera dar más detalles de la adquisición en un par de semanas. El proyecto generará a Fibra Uno sinergias con Centro Bancomer, propiedad que adquirieron en 2013, pues podrán ahorrar 35 millones de dólares en estacionamientos.

Lo que Funo se llevo