Empresas

Mini Cooper ahora en la mira de EU... ¿por qué?

En medio del escándalo de Volkswagen, Mini Cooper ahora es investigada por la Administración Nacional para la Seguridad del Tránsito en las Carreteras de Estados Unidos.
AP
28 septiembre 2015 20:11 Última actualización 28 septiembre 2015 20:39
Etiquetas
mini cooper

El John Cooper Works es uno de los modelos en observación por la NHTSA. (Bloomberg)

BMW podría ser el siguiente fabricante de automóviles bajo escrutinio de reguladores de seguridad de Estados Unidos.

La Administración Nacional para la Seguridad del Tránsito en las Carreteras (NHTSA por sus iniciales en inglés) dijo que está investigando la marca Mini Cooper de la compañía porque quizá fue morosa para reparar autos que no aprobaron pruebas federales de colisión.

Están bajo la lupa poco más de 30 mil autos modelo Mini Cooper y Cooper S de los años 2014 y 2015, más el modelo John Cooper Works de 2015.

La agencia dijo en documentos publicados en su sitio de internet que pruebas gubernamentales de colisión encontraron que un Mini Cooper Hardtop de dos puertas no protegió adecuadamente a un maniquí femenino en pruebas impacto de costado realizadas en octubre del año pasado. 


Dos meses después, BMW acordó hacer un llamado a reparación y posteriormente dijo que realizaría una "campaña de servicio" para agregar acolchonamiento a los paneles traseros de los modelos 2015 del Mini Cooper Hardtop de dos pertas.Pero la campaña nunca se realizó, y BMW nunca informó a la NHTSA que no se hizo, según los documentos.

Luego, en julio de 2015, la NHTSA probó el Cooper S 2015, el cual tampoco aprobó las pruebas de impacto lateral, y BMW acordó llamar a reparación los modelos 2014 y 2015 del Cooper S y del Cooper Hardtop de dos puertas, así como el modelo 2015 del John Cooper Works.

La agencia señaló que le preocupa que BMW sabía o debió saber sobre los problemas de impacto lateral y debió haber tomado acciones más pronto. "Con base en una revisión de bases de datos de la NHTSA, parece que BMW pudo haber incumplido en la emisión a su tiempo de un comunicado de presentación de unidades a reparación a la NHTSA", indicaron los documentos.

Una vocera de Mini Cooper dijo que BMW "responderá a la NHTSA según sea pertinente".

La NHTSA tiene la autoridad de multar a un fabricante de vehículos hasta con 35 millones de dólares por no actuar rápidamente con respecto a problemas de seguridad o por no comunicarse con la agencia. Desde el inicio de 2013, Fiat Chrysler, General Motors, Honda, Hyundai, Ford, Toyota y el fabricante de bolsas de aire de seguridad Takata han sido multados por la agencia.