Empresas

Apple y Microsoft redoblan lucha por la privacidad

Las compañías tecnológicas sostienen que está en juego el futuro de la computación móvil y de la nube si los clientes no pueden confiar en que sus datos serán privados.
Bloomberg
15 abril 2016 8:16 Última actualización 15 abril 2016 11:2
seguridad de datos

(Archivo)

La batalla por la privacidad de datos que enfrenta al sector tecnológico con el gobierno estadounidense comenzó antes de la pelea por el iPhone de un asesino, y seguirá por mucho tiempo más. 

Microsoft demandó el jueves al Departamento de Justicia para impedir a las autoridades tomar correos electrónicos y otros datos de clientes almacenados por la empresa sin habérselo hecho saber en ningún momento, una intensificación de una pelea de dos años con el gobierno sobre la privacidad y la computación en la nube.

Este viernes Apple tiene previsto continuar su lucha para mantener al gobierno alejado de otro iPhone (en este caso incautado a un traficante de drogas en un caso de Brooklyn, transcurridas apenas unas semanas desde que el FBI abandonó su esfuerzo de obligar a Apple a forzar uno utilizado por un terrorista que, junto con su esposa, mató a 14 personas el año pasado en San Bernardino, California). 


Si bien estos casos judiciales destacados han añadido impulso, la ofensiva del sector tecnológico contra la intrusión gubernamental en la información privada de los clientes comenzó hace al menos dos años, luego de las revelaciones de Edward Snowden sobre la recolección encubierta de datos que pusieron a todos a la defensiva.

Algunos legisladores estadounidenses quieren, por su parte, exigir a las empresas que permitan a los investigadores acceder a datos aunque éstos estén protegidos mediante cifrado.

1
¿Solución a la polémica?

 

encriptación


Es poco probable que la polémica se resuelva pronto dado que Microsoft y Apple sostienen que está en juego el futuro mismo de la telefonía móvil y la computación en la nube si los clientes no pueden confiar en que sus datos siempre serán privados.

En tanto los investigadores buscan herramientas digitales capaces de ayudarlos a combatir a criminales cada vez más sofisticados y a terroristas hábiles en el uso de la tecnología para comunicarse y ocultar sus huellas.

“Las empresas están tratando de encontrar un camino a seguir en un mundo donde la ley no es muy buena”, dijo Greg Nojeim, asesor principal en el Center for Democracy & Technology.

“La ley no proporciona la misma protección en el mundo digital que brinda en el mundo físico. Garantizar esas protecciones es bueno tanto para sus usuarios como para su balance”, dijo Nojeim.

Este viernes, en el tribunal federal de Brooklyn, se espera que Apple abogue por preservar un fallo favorable de un juez que rechazó la petición gubernamental de emitir una orden que obligara a la compañía a extraer datos del teléfono de un traficante de drogas.

Una decisión sobre la materia podría contribuir a establecer quién tiene la ley actual de su parte en futuras batallas judiciales sobre privacidad y cifrado.

La compañía de tecnología tiene programado presentar su respuesta a la apelación gubernamental del fallo del magistrado.

El Departamento de Justicia dijo este mes que avanzaría con ese procedimiento, pese a haber abandonado su exigencia de que la compañía prestara su ayuda para abrir el teléfono del tirador en California, luego de que un tercero no identificado se presentó con un método para forzarlo.

El director del FBI, James Comey, ha dicho que ese método sólo funciona en determinadas categorías de teléfonos, y Apple ha dicho que probablemente sus continuas mejoras en la tecnología hagan que cualquier herramienta del gobierno para abrir teléfonos tenga corta vida.

: