Empresas

Alcatel-Lucent y Ericsson proponen red nacional
de banda ancha móvil

El gobierno mexicano recibió de un consorcio respaldado por Alcatel-Lucent y Ericsson una propuesta para construir una red estatal de banda ancha móvil que requeriría una inversión de unos 10 mil millones de dólares en 10 años, dijeron fuentes a Reuters.
Reuters
19 septiembre 2014 17:43 Última actualización 23 septiembre 2014 9:19
 [Analistas ven a Intel, Cisco, Huawei, Ericsson y Alcatel-Lucent como empresas de "talla mundial" interesadas en participar en la próxima licitación de la red / Bloomberg]

Las empresas Alcatel-Lucent y Ericsson ayudaron al consorcio a presentar la propuesta, según las fuentes.  (Bloomberg/Archivo)

PARÍS.- México ha recibido la primera propuesta de un consorcio para construir una red estatal de banda ancha móvil.

Los fabricantes de equipos de telecomunicaciones Alcatel-Lucent y Ericsson ayudaron al consorcio a elaborar la propuesta presentada al Gobierno, según cuatro fuentes.

Utilizando reglas introducidas hace dos años, el consorcio presentó una "propuesta no solicitada" a la SCT, dijeron las cuatro fuentes, quienes pidieron el anonimato debido a que la licitación no se ha hecho pública aún.


El consorcio, que ha aprovechado el conocimiento de ocho veteranos expertos en telecomunicaciones incluyendo ejecutivos, abogados y banqueros, está aún buscando financiamiento y un socio industrial, dijo una de las fuentes, quien agregó que el organismo de inversión privada International Finance Corp, del Banco Mundial, está colaborando en las dos áreas.

El Gobierno mexicano, que estima que la red requerirá una inversión de unos 10 mil millones de dólares en 10 años, quiere elegir a un ganador a mediados del 2015, señalaron dos fuentes.

Si la propuesta del consorcio triunfa, Alcatel-Lucent y Ericsson serían proveedores clave de antenas móviles y otros equipos además de administrar la red, aunque no han firmado contratos formales, agregaron las dos fuentes.

Un portavoz de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) confirmó que la dependencia recibió una propuesta. Alcatel-Lucent declinó hacer comentarios y Ericsson no respondió a una solicitud.

Otras compañías también están interesadas en construir la nueva red. La china Huawei ha tenido varias reuniones con funcionarios de Gobierno sobre el tema, dijo una fuente.

Huawei declinó comentar si presentaría una propuesta para el contrato, y agregó que era "natural" para una compañía de su tamaño ser invitada a participar en el proyecto.

La presentación de la primera propuesta, antes de una licitación del Gobierno, es un gran paso en los esfuerzos de México para aumentar la competencia en un mercado donde América Móvil, de Carlos Slim, tiene un 70 por ciento de los usuarios de telefonía móvil y más de un 60 por ciento de las líneas fijas.

De tener éxito, la red estatal ayudaría a Telefónica , la segunda mayor operadora de telefonía móvil del país, y a Iusacell, la tercera, a competir con Slim al permitirles una mejor cobertura sin tener que cargar con el costo de construir la red.

El proyecto podría atraer a nuevos competidores, conocidos como Operadores Móviles Virtuales (OMVs), que ofrecen servicios en redes que no son de su propiedad.

Sin embargo, expertos advierten que si no es bien manejado, podría desalentar la inversión de operadores en sus propias redes, en detrimento de los esfuerzos para mejorar los servicios.

El economista Scott Wallsten, del Instituto de Políticas Tecnológicas, con sede en Washington, dijo que donar el espectro es una especie de subsidio que disuade a operadores de invertir y al final daña todo el proceso de reformas.

"Esto asegurará que el Estado termine siendo realmente el único competidor", dijo Wallsten. "Esto podría hundir las reformas".