IED automotriz 'mete reversa' por falta de certeza en el TLCAN
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

IED automotriz 'mete reversa' por falta de certeza en el TLCAN

COMPARTIR

···

IED automotriz 'mete reversa' por falta de certeza en el TLCAN

Al primer trimestre de 2018 entraron al país 639.2 mdd a esta industria, lo que significó una caída de 67 por ciento, el nivel más bajo para un lapso similar desde 2006.

Axel Sánchez
26/06/2018
Actualización 26/06/2018 - 8:40

El 16 de junio se cumplieron 10 meses a que iniciaron las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y a la fecha los avances no son significativos.

La incertidumbre para concretar un TLCAN 2.0 y las elecciones en México provocaron que la Inversión Extranjera Directa (IED) en el sector automotriz ‘metiera reversa’ al inicio de este año

Al primer trimestre de 2018 entraron a México 639.2 millones de dólares a esta industria, lo que significó una caída de 67 por ciento frente a igual periodo de 2017 y el nivel más bajo para un lapso similar desde 2006, según datos de la Secretaría de Economía (SE).

Además, se trata de la reducción más pronunciada para un primer cuarto del año en los últimos 17 años.

Expertos refirieron que las automotrices y sus proveedores han mostrado mucha cautela ante el entorno que enfrenta en México, además de que siempre analizan las tasas de retorno para determinar una inversión.

“La inversión extranjera ha bajado principalmente por los asiáticos, que son más precavidos, aunque tampoco significa que hayan cerrado sus plantas, están esperando (tener más visibilidad). En el caso de las firmas alemanas, siguen avanzando, pero las americanas vemos que detuvieron proyectos desde el año pasado”, dijo Jorge Yáñez, socio especialista del sector automotriz de Hogan Lovells BSTL.

La gran incertidumbre en el sector, consideró, tiene que ver con las reglas de origen y de cómo será la cadena de proveeduría.

Yáñez agregó que otra variable que ha traído preocupación es la petición de Estados Unidos para que México modifique el salario, lo que afectará los costos de la industria en el país y, por ende, sus planes de inversión.

“Sin duda la renegociación del TLCAN es uno de los puntos más importantes para la industria, pues también está en discusión (por Estados Unidos) la ley laboral en México, que es uno de los puntos más relevantes para las automotrices”, explicó Brais Alvarez, analista de la práctica automotriz de J.D. Power México.

Por segmento, las cifras de la SE revelan que autopartes recibió en los primeros tres meses de 2018 una IED de 400 millones de dólares, 64.1 por ciento menos que en el mismo lapso del año pasado, el monto más bajo en nueve años y la mayor disminución desde 2010.

Otro de los rubros que también recibió menor inversión fue el armado de autos y camiones, con 70.2 por ciento, a 241.2 millones de dólares.

Tadashi Minemura, director general en México de la Organización de Comercio Exterior de Japón (Jetro, por sus siglas en inglés), dijo en conferencia de prensa reciente que las firmas japonesas, principalmente las proveedoras de autopartes, pausaron sus planes de inversión en México hasta conocer resultados de la renegociación del TLCAN.

“Las empresas grandes siguen con sus planes, pero lo hacen de manera discreta, pues quieren evitar comentarios de (Donald) Trump por Twitter”, indicó.

El reporte de la Secretaría de Economía indica que en 2017 las empresas niponas invirtieron en México mil 641.3 millones de dólares, 7.7 por ciento menos que un año antes. Se trata además, de la inyección más baja proveniente del país asiático desde 2011.

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), indicó que las empresas también reconsideran su capacidad de producción ante la menor demanda de vehículos en la región norteamérica (México, Canadá y Estados Unidos).

Aunque en el primer cuarto de 2018 la Inversión Extranjera Directa cayó 52.6 por ciento enla zona del Bajío, fue la región que menos reducción observó en el país.

Además, alcanzó un récord histórico en participación dentro de la IED, al pesar dentro del total nacional un 73 por ciento, el nivel más alto en su historia.

Durante el periodo enero-marzo del presente año llegaron a los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro, San Luís Potosí y Zacatecas alrededor de 465.8 millones de dólares, y de ese nivel 36 por ciento correspondió a las autopartes.

Por segmento, los datos de la Secretaría de Economía muestran que el desembolso de proveedores fue 73 por ciento inferior a lo reportado en el lapso enero-marzo de 2017, lo que además representó la mayor reducción en este segmento desde 2010 para un primer trimestre del año.

“Esto se debe a que hay dos plantas armadoras en construcción en la zona (Toyota y BMW), mientras que en otros estados este tipo de proyectos ya están casi finalizados”, explicó Brais Alvarez, analista de la práctica automotriz de J.D. Power México.

Para 2020 se estima que 4 de cada 10 autos que se produzcan en México serán en la región del Bajío; actualmente la proporción es de 3 de cada 10.