Empresas

México debe tomar ventaja antes de que entre en vigor el TPP: Concamin

Manuel Herrera, presidente de la Concamin, consideró que el Acuerdo de Asociación Económica Transpacífico fue una negociación balanceada y acorde a las potencialidades de la economía mexicana.
Redacción
03 febrero 2016 18:58 Última actualización 03 febrero 2016 18:58
industria automotriz foto Bloomberg

Empresas exportadoras de Guanajuato lograron un récord en empleo, al ocupara 164 mil 951 personas. (Bloomberg)

El sector privado del país buscará aprovechar los dos años que faltan para que entre en vigor el Acuerdo de Asociación Económica Transpacífico firmado este miércoles por los 12 países que participan en el proceso para instrumentar en ese periodo una Agenda Interna de Política Industrial y terminar de ejecutar las reformas estructurales.

“Fue una negociación balanceada y acorde con las potencialidades de la economía de nuestro país, habiéndose considerado y respetado las sensibilidades y el nivel de desarrollo y competitividad de todos los sectores productivos”, informó la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) a cargo de Manuel Herrera.

El representante de la cámara empresarial detalló que si bien se considera que México es de los menos beneficiados con el TPP, porque ya tiene acuerdos comerciales con cinco de las naciones miembros, la inclusión de otros 6 países con los no se tienen tratados permitirá el acceso preferencial de productos mexicanos a países que agregan 153 millones de consumidores con un ingreso per-cápita anual promedio de 33 mil dólares.

La Concamin detalló que una vez firmado el Acuerdo, es necesario que cada país miembro lleve a cabo su respectivo proceso de incorporación a su legislación interna, en el caso de México, es necesario someterlo a la ratificación del Senado de la República.

De acuerdo con información de la Cámara con el TPP, México tendrá nuevos beneficios en materia de facilitación aduanera, incluyendo la posibilidad de aplicar el mecanismo de “Drawback” en las exportaciones hacía Estados Unidos, hasta ahora limitado por el TLCAN.

Además, la posibilidad de acumulación de origen en las cadenas productivas como la automotriz, textil, cosmética y química, darán a empresas mexicanas la oportunidad de aprovechar los mercados nuevos que el TPP abrirá.

La soberanía sobre el manejo de la salud, tanto humana como animal, quedará preservada y respetada en el TPP. Por un lado, porque la negociación final en materia de propiedad intelectual, mientras que promueve un mercado competitivo y accesible en México en materia de medicamentos, no inhibe su innovación.

Asimismo, las disposiciones en materia fito-zoosanitaria, permiten que las autoridades mantengan el control y preserven la salud animal y vegetal en el territorio nacional.