Empresas

México cuenta con PRIMER Manifiesto Emprendedor

150 emprendedores de 5 continentes participaron en el foro EOE3 que dio origen al Manifiesto Emprendedor, además de 7 reconocidas instituciones con presencia internacional con el fin de dar un mensaje a nivel global, y especialmente en México.
Redacción
30 abril 2014 11:56 Última actualización 30 abril 2014 13:20
Etiquetas
[400 emprendedores y 100 inversionistas se reunieron en Monterrey / José Luis Leyva / El Financiero]

[400 emprendedores y 100 inversionistas se reunieron en Monterrey / José Luis Leyva / El Financiero]

Con el fin de detonar desarrollo y prosperidad a través de más y mejores emprendedores, siete instituciones orientadas a impulsar desde diferentes posiciones el movimiento emprendedor en el planeta, presentaron el Primer Manifiesto Emprendedor, desde México, en la Rivera Maya el pasado viernes 28 de marzo.

Las instituciones participantes fueron EO (Entrepreneur’s Organization), Endeavor, ANDE (Aspen Network for Development of Entrepreneurs), Ashoka, Angel Ventures, EY y New Ventures-

El Manifiesto presenta la visión y definición de lo que es un emprendedor abordado desde las diferentes perspectivas de las organizaciones que participan. En el documento se incluyó también la participación de los 150 emprendedores asistentes al foro.

“Entendemos un manifiesto como una declaración pública de principios e intenciones que vincula a quien lo lee. Estamos muy satisfechos de la colaboración de organizaciones tan relevantes, así como del trabajo realizado por los 150 emprendedores que en el marco del Foro EOE3, trabajaron este Manifiesto Emprendedor”, señaló Luis López Panadero, promotor del documento.

Agregó que el mundo atraviesa un momento histórico donde cada vez será más importante contar con “Economías Emprendedoras” que puedan hacer la diferencia.

En un comunicado señaló que “emprendedor” es un término derivado de la palabra francesa entrepreneur, que fue utilizado por primera vez por el economista anglo francés Richard Cantillon en el siglo XVIII y que ha ido evolucionando desde una primera visión más comercial, como alguien que “paga un cierto precio para revender un producto a un precio incierto”, hasta definiciones más vinculadas al cambio y la innovación.