Empresas

México construye
'minimalls' por
escasez de suelo

En México la superficie promedio de los centros comerciales es de 31 mil 800 metros cuadrados, los más pequeños de América Latina, pues debido al poco espacio que existe en zonas pobladas provoca que se usen terrenos pequeños para la construcción de malls.
Ana Valle
15 julio 2014 21:30 Última actualización 16 julio 2014 8:38
Etiquetas
malls

Infiniti Center (Tomada internet)

Pese a que México es el segundo país con mayor área rentable comercial en Latinoamérica, con 3.2 millones de metros cuadrados, es donde se construyen algunos de los centros comerciales más pequeños en la región.

En los seis mayores países de la zona existen mil 167 centros comerciales, de los cuales, el 44 por ciento son considerados pequeños, con una superficie rentable de entre 5 mil y 20 mil metros cuadrados y sólo el 4 por ciento son grandes centros comerciales de más de 80 mil metros cuadrados, de acuerdo con datos de Cushman & Wakefield.

En México, la superficie promedio de los centros comerciales es de 31 mil 800 metros cuadrados, los segundos más pequeños después de los que hay en Argentina, los cuales tienen una área de 24 mil 300 metros cuadrados, de acuerdo con datos de la firma de corretaje inmobiliario.

En contraste, en Estados Unidos se encuentran algunos de los centros comerciales más grandes en construcción del continente americano, como el American Dream en Meadowlands, en Nueva Jersey, el cual tendrá una superficie arrendable de 274 mil metros cuadrados y Shops at Summerlin Centre, en Nevada, con una extensión de 149 mil metros cuadrados.

Carlos Matus, analista de Retail en Cushman & Wakefield México, explicó que uno de los factores por los que existe esta tendencia en el país es la mayor densidad poblacional de México y en especial en algunas zonas donde ésta es tal que hay terrenos muy pequeños y existen demandas muy específicas de la población, de modo que se construyen cada vez más centros comerciales con una vocación determinada, ya sea entretenimiento, servicios o tiendas de moda, entre otros.

“Por la elevada densidad poblacional y la falta de grandes terrenos se tienen que buscar opciones de este tipo; incluso algunos edificios corporativos han optado por incluir en sus tres primeros niveles una zona comercial para satisfacer la demanda de sus inquilinos, volviéndolos de usos mixtos”, comentó el experto.

Luis Llaca, director de Retail de CBRE, añadió que en algunas zonas se puede observar cierta saturación de centros comerciales, pero cada uno cumple con una vocación diferente, uno puede ser de moda, otro con servicios como bancos, tiendas de autoservicio y otro con fines de entretenimiento.

Un ejemplo es Avenida Universidad, entre Eje 8 y Circuito Interior, donde ahora se ubican cuatro centros comerciales: Plaza Universidad, Patio Universidad y Centro Coyoacán, además de la primera parte de lo que será el complejo inmobiliario Mítikah.

Entre los centros comerciales pequeños en la Ciudad de México, la desarrolladora MRP encabeza la lista, con proyectos como Patio Revolución, de 9 mil 814 metros cuadrados; Patio La Raza, de 8 mil 935 metros cuadrados; Patio Clavería, de 8 mil 676 metros cuadrados y Patio Xochimilco, de 6 mil 214 metros cuadrados.

Por el contrario, en el norte de la ciudad se construyen dos centros comerciales que figuran entre los más grandes de América Latina: Toreo, de 80 mil metros cuadrados y Vía Vallejo, de 120 mil metros.

Diez de los centros comerciales más pequeños en el DF, suman tan sólo 81 por ciento del total de metros rentables que tienen Perisur, uno de los más grandes.