Empresas

Mexicanos van menos a EU y sí, Trump es una razón

Expertos explicaron que los mexicanos temen ser discriminados en Estados Unidos e incluso piensan que le pueden cancelar su visa. El precio del peso frente al dólar es otra de las razones por las que hubo menos turistas en la Unión Americana.
Everardo Martínez
15 agosto 2017 22:26 Última actualización 16 agosto 2017 4:55
Visa a EU. (Especial)

Visa a EU. (Especial)

En el primer semestre de 2017, el número de viajeros de México a Estados Unidos se redujo 9.1 por ciento -lo que equivale a 852 mil personas menos-, respecto al mismo lapso de un año antes, al sumar 8 millones 527 mil turistas.

Se trata de la primera contracción para un periodo igual desde 2013, cuando se observó una disminución de 0.8 por ciento, revelan datos de la balanza de pagos del Banco de México (Banxico).

Expertos explicaron que esto obedeció a la percepción de que en Estados Unidos los mexicanos serán discriminados por las autoridades aduaneras o incluso por los ciudadanos de ese país, alentados por las amenazas de Donald Trump de acelerar y endurecer la deportación de inmigrantes y su promesa de construir un muro fronterizo con México.

A ello se sumó la depreciación del peso frente al dólar observada en los últimos tres años.

“Hay una percepción falsa o poco fundamentada de que cruzando la frontera con Estados Unidos las personas son discriminadas por los residentes y por los agentes aduaneros, y de que incluso corren el riesgo de que cancelen sus visas”, señaló Armando Bojórquez, presidente de la Confederación de Asociaciones Turísticas de América Latina.

Cabe señalar que 93 por ciento de los viajeros que salen de México van hacia ese país por vía aérea o terrestre, según datos de la Oficina Nacional de Viajes y Turismo del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

“(El menor número de viajes) fue percibido por la mayoría de los mexicanos como un retroceso en la relación bilateral, se formó la creencia de que afectaría a los filtros migratorios y cada vez tomó más fuerza con el dólar a 22 pesos”, dijo Gerardo Herrera, experto en turismo por la Universidad Iberoamericana.

Aunque el peso ya recuperó más de 15 por ciento de su valor desde enero, agregó, algunos mexicanos todavía tienen la idea de que antes valía 13 o 14 pesos.

Hasta el pasado lunes el dólar se ubicó en 17.80 pesos, para una recuperación de 2.3 por ciento en un año, además de revaluarse 17.8 por ciento desde que Trump tomó la presidencia de Estados Unidos.

Sin embargo, respecto a hace tres años, la moneda mexicana aún reporta una depreciación del 35.2 por ciento, pues antes un dólar se cotizaba en 13.20 pesos.

La reducción de turistas a ese país provocó que la derrama económica que dejan los viajeros en los malls y tiendas fronterizas disminuyera 9 por ciento -lo equivalente a 24.4 millones de dólares- en la primera mitad del 2017.

“En lugares de la frontera como San Diego se están cerrando algunas tiendas, más adentro como en Los Ángeles, Houston o Dallas resienten las reducciones en ventas”, señaló un tour operador.

Para ver el gráfico completo, da clic en la imagen. 


AEROLÍNEAS REDUCEN OFERTA
El Financiero detectó al menos seis rutas que ya no se operan entre ambos países como consecuencia de la debilidad de la demanda de viajeros.

Según datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), entre éstas están la Torreón-Houston, Toluca-Florida, México-San Diego, México-Tampa, Morelia-Chicago y Durango-Houston.

Líneas como Interjet, Volaris, principalmente las mexicanas, se vieron afectadas, las mismas agencias también dejaron de captar menos ingresos”, lamentó Bojórquez.

Enrique Beltranena, director general de Volaris, dijo en marzo pasado que, debido a la incertidumbre generada por Trump, reducirían frecuencias en las rutas Dallas-Monterrey, Fort Lauderdale (California)-Guadalajara, Fort Lauderdale-México y la Oakland-Tijuana.

Debido a eso, Volaris ha reportado una reducción de 30.1 por ciento anual en su acción en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“La aerolínea depende en gran medida del tráfico de familiares, amigos y parientes entre ambos países, por eso ve un impacto en su acción (en la BMV) ya que su oferta ha crecido sin una respuesta proporcional”, comentó José María Flores, analista de Ve por Más.

PAUSA POR INCERTIDUMBRE DEL TLCAN
​El tráfico de viajeros de negocios entre los dos países también se ha visto afectado por la incertidumbre derivada de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), consideró José María Flores, analista de Ve por Más.

“La demanda de Latinoamérica (de viajeros) creció 7.8 por ciento anual, principalmente por la coyuntura de la Pascua y la fortaleza de los mercados de playa de Brasil, El Caribe y México, que más que compensaron la debilidad del mercado de negocios de México”, dijo Scott Kirby, vicepresidente ejecutivo de United Continental en conferencia con analistas sobre los resultados del segundo trimestre de 2017.

Andrés Conesa, director general de Grupo Aeroméxico, coincidió al señalar que han visto una contracción en los viajes corporativos.

“Nosotros estamos viendo lo mismo. Vemos un crecimiento más fuerte en tarifas en los mercados de playa y debilidad en el mercado corporativo y de visitas familiares y parientes”, agregó.

El efecto de una menor demanda de viajes de negocios se ha visto principalmente en la industria automotriz, aeroespacial y energética, de acuerdo con los especialistas.

: