4 empresas mexicanas, pendientes de la ‘novela’ de Cataluña
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

4 empresas mexicanas, pendientes de la ‘novela’ de Cataluña

COMPARTIR

···
Empresas

4 empresas mexicanas, pendientes de la ‘novela’ de Cataluña

Las compañías que cuentan con operaciones en esa zona del viejo continente temen sobre las consecuencias del referendo de independencia por dos motivos: doble tributación y quedar fuera de los beneficios de formar parte de la Eurozona.

Áxel Sánchez
17/10/2017

Apenas la semana pasada Grupo Bimbo anunció el traslado de sus oficinas de Barcelona a Madrid, ante la incertidumbre sobre el proceso de independencia de la región de Cataluña -ubicada al noreste de la península ibérica- del resto de España.

Además de la panificadora que dirige Daniel Servitje, otras tres compañías ‘aztecas’: Cemex, Cinépolis y Alsea están pendientes del desenlace separatista, pues cuentan con operaciones en esa zona del viejo continente.

Aunque España representa sólo 2 por ciento de los ingresos consolidados para la multinacional cementera, en Alsea -operadora de restaurantes como Burger King y Domino’s Pizza- significa un 20 por ciento del total de su facturación, por lo que el movimiento político puede afectar sus finanzas.

Expertos explicaron que la independencia de la región puede generar varios riesgos para las empresas; desde una doble tributación hasta perder los beneficios que hoy tienen porque Cataluña es parte parte de un país miembro de la Unión Europea.

Aunque la semana pasada autoridades de esa zona proclamaron su autonomía de España, el país que encabeza Mariano Rajoy ha desconocido el pronunciamiento, por lo que se anticipa el diálogo entre las partes en conflicto.

José Cruz García González, director general de GDP Abogados & Consultores España-México, explicó que el primer riesgo para las empresas mexicanas con operaciones en la región noreste del país ibérico es la aplicación de medidas fiscales que compliquen sus operaciones y generen conflicto con las leyes que rigen al resto de España.

“Hay un temor sobre la independencia unilateral porque la Hacienda Catalana quiera cobrar impuestos y no dárselos al gobierno español, lo que podría generar una doble tributación (para las empresas), eso es posible porque las autoridades de la región ya firmaron un acuerdo con las compañías paraestatales de Cataluña para ellos recibir sus impuestos. Las empresas no quieren que suceda eso”, indicó.

El segundo riesgo -de concretarse la separación de la zona catalana del resto de España- es que los negocios asentados en ésta perderían los beneficios de formar parte de la Eurozona, incluidos los acuerdos que permiten un libre tránsito y además de dejar de manejar el euro como moneda de cambio, refirieron especialistas de IE Business School en su texto “¿Por qué las empresas huyen de Cataluña?”.

El ministro de Economía, Industria y Competitividad del gobierno de España, Luis de Guindos, aseguró, previó a la reunión de ministros de economía de la Eurozona, que la salida de empresas de Cataluña no se debe a que “contemplen la posibilidad de la independencia” sino que es consecuencia de la “irracionalidad” y “radicalidad” de las políticas de la administración catalana.

Por su parte, Apolline Menut, analista de Barclays, dijo en su análisis sobre los riesgos de la independencia que si el conflicto aumenta es probable que haya un costo para la actividad económica en Cataluña, ya que podría estancarse o caer durante varias semanas o meses.

,,


LA PRESENCIA 'AZTECA'

De las cuatro empresas mexicanas, Alsea es la más expuesta al proceso separatista en España. Tiene 499 restaurantes en ese país, de los cuales casi 20 por ciento están entre Barcelona y Tarragona -incluidas marcas como Burger King, Domino’s Pizza, Foster Hollywood y Cañas y Tapas-, ambas ciudades forman parte de la zona catalana.

La nación europea representa alrededor de 20 por ciento de sus ingresos anuales consolidados, por lo que es un mercado muy importante para la firma que preside Alberto Torrado.

Por su parte, Grupo Bimbo cuenta con siete plantas en España, una de ellas está en Granollers, Barcelona, junto a un centro de investigación del grupo. Desde sus oficinas en Barcelona -las cuales decidió mover a Madrid- atiende sus operaciones en los mercados de toda Europa.

“Por seguridad jurídica necesaria para poder seguir trabajando con normalidad, el Consejo de Administración de la compañía acordó trasladar el domicilio de las sociedades (…). La compañía continuará operando como viene haciendo hasta ahora en el lugar”, dijo la empresa en un correo a El Financiero.

La operación de Bimbo en Europa representó al primer semestre de 2017 alrededor del 6.2 por ciento del total de sus ingresos, de los cuales gran parte corresponden al mercado español.

Por otro lado, Cemex tiene siete plantas ubicadas en España, incluida una de concreto premezclado y otra de agregados dentro de la región de Cataluña, aunque su corporativo está en la capital del país.

La nación ibérica significa para la empresa cementera aproximadamente 2 por ciento de sus ventas netas globales.

Cinépolis también está al pendiente del proceso. La cadena de cines opera una compañía en España llamada Yelmo Cines.

La firma que encabeza Alejandro Ramírez cuenta con 414 pantallas en 37 complejos multisala de 20 ciudades en España. En Cataluña suma siete ubicaciones, situadas principalmente en Barcelona.

Consultadas al respecto, fuentes de Cinépolis declinaron hacer comentarios y hasta el cierre de esta edición no había respuesta ni de Cemex ni de Alsea.

,
“4empresas”,