Empresas

Mercado negro de autopartes ‘pisa el acelerador’ y casi se duplica en 6 años

El mercado de autopartes en México tiene un valor de 244 mil 219 millones de pesos, de los cuales 5 por ciento corresponde al de las piezas robadas o 'piratas'.
Axel Sánchez
07 noviembre 2017 22:29 Última actualización 08 noviembre 2017 4:55
autopartes

Operativo contra venta ilegal de autopartes en colonia Juárez. (Cuartoscuro).

En los últimos 12 meses terminados a septiembre de 2017, en México se reportó el robo de 86 mil autos asegurados, el mayor volumen desde que se tiene registro para un periodo similar, según datos de Asociación Mexicana de Instituciones de Seguro (AMIS). Con ello, también ‘aceleró’ el negocio ilegal de autopartes, que incluye piezas robadas y falsas.

En el último año este negocio ilícito alcanzó un valor de 12 mil 211 millones de pesos, 96.6 por ciento más respecto al nivel reportado en 2011, cuando era de alrededor de 6 mil 210 millones de pesos, según una investigación de El Financiero con datos de la Asociación Nacional de Representantes, Importadores y Distribuidores de Refacciones y Accesorios para Automóviles (ARIDRA) y la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Representantes de la industria y directivos de empresas dijeron que el robo de autos y la expansión del parque vehicular son los factores que más impulsaron el negocio ilegal de refacciones de coches.

Según la ARIDRA, el mercado de autopartes en México vale alrededor de 12 mil 927 millones de dólares, que al tipo de cambio promedio de 2017 (18.89 pesos por dólar), equivale a 244 mil 219 millones de pesos, de los cuales alrededor de 5 por ciento corresponde al mercado de piezas robadas o ‘pirata’.

“Lo que es preocupante es que empresas grandes que se dedican a la manufactura de equipo original no le toman interés a este punto y son muy apáticas al no acercarse para defender el mercado”, comentó Mario Alberto Alarcón, director de mercado de repuesto de la INA.

Por otro lado, destacó, hay empresas automotrices que trabajan para combatir esta situación, desde la mejora de normas oficiales mexicanas hasta programas para clientes.

Alejandro Calderón, presidente de ARIDRA, destacó que el mercado de piezas robadas es el que más creció a diferencia de la piratería -que se encuentra a la baja-, y que sus principales clientes son el transporte público y los taxistas.

“Lo ilegal y lo robado sale más caro, veo piezas con marcas grandes, pues las imitaciones no tienen la misma calidad y se pueden encontrar a precios más bajos en la formalidad”, explicó el ejecutivo.

El comercio electrónico también se ha vuelto una ventana para vender piezas ‘piratas’ o robadas.

Ignacio Caride, director de MercadoLibre en México, explicó que cuando una empresa detecta promociones de productos que presume son copias piratas de marcas registradas, como autopartes o bolsos, los dueños de la marca son los encargados de avisar al sitio de compras online para que se verifique el anuncio y, en caso de confirmarse que es un plagio, bajarlo de su página.

Sin embargo, declinó aportar datos sobre qué porcentaje de los productos que venden los usuarios de MercadoLibre suelen ser piratas.

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial México (CESVI) considera que las piezas más sustituidas en México y propensas a ser robadas son las fascias delantera y trasera, faros, retrovisores, parrillas y el cofre.

La AMIS reportó que los autos más hurtados son el Tsuru, NP300, Versa, Sentra de Nissan y el Volkswagen Jetta, los cuales están dentro de los 10 modelos más comercializados en México. Estos tienden a ser desarmados para ser vendidos en piezas.

Para ver el gráfico completo, da clic en la imagen


ESTRATEGIA CONTRA LADRONES
Representantes industriales dijeron que trabajan en diferentes estrategias para combatir el robo de autopartes.

Alejandro Calderón, presidente de ARIDRA, indicó que el desarrollo de los fabricantes de refacciones en México es una estrategia muy importante para ofrecer piezas a precios más accesibles y atenuar el robo.

Hoy en día con los bajos aranceles, traer contrabando no es atractivo, lo único que te ahorras es el IVA”, consideró y agregó que la estrategia contra piezas robadas provocó que la participación del mercado negro en la industria total bajara de 10 a 5 por ciento.

Además, empresas armadoras ofrecen programas especiales para asegurar que sus clientes no opten por autopartes ilegales.

Ejemplo de esto es Toyota, que ofrece un esquema llamado “Programa de apoyo por robo”.

Se trata de un beneficio para los propietarios de un vehículo de esta marca japonesa, mediante el cual sus clientes acceden a descuentos en la compra de ciertas partes exteriores que son objeto de hurto.

En caso de que el siniestro involucre piezas interiores, los clientes pueden realizar su reposición a través del pago de un deducible.

“El programa es aplicable para todos los vehículos Toyota vendidos en México por nuestra red de distribuidores, incluyendo a los autos seminuevos”, describe la firma en su sitio de internet.

También está KIA con su plan llamado “Secure Parts”, con el que ofrece descuentos de 60 por ciento sobre piezas robadas.

: