Empresas

'Malls' evolucionan con lujo y nuevas experiencias

Hace diez años, 90 por ciento del total de centros comerciales eran tradicionales o 'community center', pero ahora sólo representan 49.5 por ciento y el resto son plazas de mayor tamaño, con más atracciones y tecnología.
Francisco Hernández
01 noviembre 2017 23:14 Última actualización 02 noviembre 2017 4:55
mall

mall

Christian Martínez solía acudir a Perisur -'mall' ubicado al sur de la CDMX-, en donde realizaba pagos, comía algún snack y sus visitas duraban cerca de una hora. Pero desde que a mediados de año abrieron el nuevo centro comercial Manacar, prefiere asistir a este 'mall', ya que juega boliche, come en el área de restaurantes -donde encuentra más variedad- o ve alguna de las exhibiciones del domo de 360 grados.

El cambio hacia estos nuevos formatos, llamados life style y power centers, ya se ve reflejado en la participación que tienen en el inventario total de 'malls' en México.

Mientras que hace 10 años alrededor del 90 por ciento eran centros comerciales tradicionales o community centers, ahora significan el 49.5 por ciento y el resto (50.5 por ciento) corresponde a las plazas modernas, las cuales son de mayor tamaño y ofrecen más atracciones.

Contrario a lo que pasa en Estados Unidos, donde se estima que el 25 por ciento de los malls cerrará en los 5 próximos años, en México los centros comerciales atraviesan por uno de sus mejores momentos, pues los desarrolladores han sabido adaptarse y ofrecer nuevas experiencias, coincidieron especialistas.

“Los centros comerciales tradicionalmente se tenían como un lugar al que ibas a comprar alguna necesidad; sin embargo, ahora con el tema del e-commerce, la gente cada vez va menos a comprar a los malls. La disrupción que hay en el centro comercial es que va a dejar de ser un lugar en los que la gente va a comprar y ya se está volviendo un sitio de entretenimiento”, dijo Jorge Caballero, socio líder de la consultora KPMG.

Factores como la llegada de marcas de lujo, el auge de la comida gourmet y la apuesta por amenidades como ferias, lagos artificiales y gimnasios, permitieron que los desarrolladores eleven su Área Bruta Rentable (ABR) en estos inmuebles.

Según datos de la firma de corretaje CBRE, este año se cerrará con 257 mil metros cuadrados de ABR comercial, lo que representaría un alza de 10.2 por ciento en el inventario respecto a 2016. En promedio, el crecimiento anual de los últimos 5 años se ubica en 8 por ciento.

La tendencia, coincidieron analistas, también causa que el promedio de estancia de una persona dentro de un centro comercial aumente y pase de cerca de media hora a un promedio de tres horas por visita. Lo que también inciden en un aumento en el consumo dentro de los establecimientos.

“Tenemos que los restaurantes y ferias están siendo las nuevas anclas, pues te dan una estancia más larga comparado con una tienda departamental, entonces empiezas a ver una gran variedad de restaurantes en un mismo lugar donde la gente gasta más tiempo, y además luego de comer puedes ir a un cine, a una ludoteca o a un lugar de maquinitas”, dijo Luis Llaca, especialista de centros comerciales de CBRE.

Miyana de Grupo Gigante -que abrió a finales de 2016-, Parque Las Antenas -propiedad de Fibra Danhos y que iniciará operaciones en 2018- y La Isla Mérida de Gicsa -que estará lista a finales de 2017- son algunos de los centros comerciales que ya agrupan estas propuestas.

Las Explanadas de Gicsa en 5 estados del país, que abrirán en el primer cuarto del 2018: además de The Hills y Calle Corazón, ambas de Thor Urbana, son parte de este nuevo tipo de malls. Estas obras representan inversiones por alrededor de 3 mil millones de pesos.

Especialistas señalan que en México existe un amplio espacio para la expansión y apertura de centros comerciales, pues hay una diferencia de 30 veces en la densidad de metros cuadrados por habitante en comparación con Estados Unidos.

“En México tenemos alrededor de 0.24 m2 de centros comerciales por habitante, lo cual, junto a la clase media creciente, lo hace un país atractivo para crecer en centros comerciales”, consideró Jaime Fasja, CEO del desarrollador Thor Urbana.

Para ver el gráfico completo, da clic en la imagen.


'PESIFICAN' RENTAS

Al igual que pasó con las oficinas en la Ciudad de México (CDMX), los centros comerciales comenzaron a cambiar sus contratos de dólares a pesos en el último año debido a la volatilidad del tipo de cambio.

Según los especialistas, hasta mediados de 2016 prácticamente el 100 por ciento de la oferta de espacios comerciales en la CDMX se cotizaba en dólares y actualmente ha caído a menos del 10 por ciento.

“El precio de lista para la renta de espacios normalmente estaba en dólares, pero, con la gran diferencia que hubo con el tipo de cambio, un local que normalmente costaba 100 dólares hoy no se maneja en ese precio, pues serían alrededor de mil 900 pesos y no se están viendo esos valores”, señaló Llaca.

De acuerdo con datos de CBRE, al cierre de junio de 2017 la renta por metro cuadrado en centros comerciales se ubicó en un promedio de 700 pesos, que puede variar dependiendo del tipo de espacio y la locación del inmueble.

: