Empresas

Ventas de SUVs aceleran
a máximo histórico
en México

La venta de autos deportivos utilitarios alcanzó las 98 mil 524 unidades en los primeros cinco meses del 2015, un incrementó de 15.5%, la variación porcentual más alta de los últimos 10 años para igual periodo, gracias a una mayor facilidad para obtener créditos, de acuerdo con datos de la AMDA.
Axel Sánchez
21 junio 2015 17:4 Última actualización 22 junio 2015 4:55
Nissan X-Trail 2015

Este segmento es liderado por el CR-V de Honda. (Tomada de http://web.nissan.com.mx/)

La venta de autos deportivos utilitarios (SUV, por sus siglas en inglés) aceleró en los primeros cinco meses del 2015, al comercializarse 98 mil 524 unidades, 15.5 por ciento más que en el mismo periodo de un año antes, muestran datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En su reporte al mes de mayo, el organismo empresarial muestra que esta es la variación porcentual más alta de los últimos 10 años para un periodo como este. Guillermo Rosales, director general adjunto de la asociación, explicó que esto obedece a una mayor facilidad para obtener créditos en este tipo de vehículos, cuyo precio es superior a los 300 mil pesos.

“Los autos ahora son más baratos, respecto a lo que se presentó el año pasado. No en todos los modelos. Pero incluso, el incremento de precio de los autos de este tipo ha estado abajo de la inflación”, destacó.

Este segmento es liderado por el CR-V de Honda, con una participación de 10 por ciento sobre el total de unidades vendidas, este auto es uno de los de mayor éxito de la marca en el país.

“Nosotros hemos aprendido en 30 años en México la importancia de la satisfacción al cliente…, es muy importante generar confianza”, comentó en una entrevista previa Hiroshi Shimizu, director general de la firma en el país.

A la SUV de Honda le sigue el modelo Trax de General Motors, con una participación de 10 por ciento de las ventas totales de este segmento de vehículos, Xtrail de Nissan con 9 por ciento, CX-5 de Mazda con 6 por ciento y Journey de Dodge con 5 por ciento.

Los deportivos utilitarios fueron conocidos así en 1990 por fabricantes de automóviles y como una alternativa a los vehículos compactos como el Jetta de Volkswagen o el Versa de Nissan, dándole más importancia a la comodidad en asfalto que a las prestaciones en todoterreno pero manteniendo el aspecto exterior tipo aventura.

La consultora Maritz Research dice que en Estados Unidos la venta de este tipo de autos se aceleró por una gran aceptación entre el público millennials, jóvenes de entre los 20 y 35 años de edad.

Afirma que este tipo de vehículos ofrece mayor tecnología y confort que un auto más pequeño, por lo cual es de gran preferencia entre la juventud.

“También existe una demanda de autos más amplios y las armadoras tratan de satisfacerla”, dijo Mike VanNieuwkuyk, director ejecutivo de la industria automotriz global de J.D. Power.

Record histórico