Empresas

Llegada de AT&T complica venta
de activos de AMóvil

Con la llegada de AT&T a México tras la compra de Iusacell, la venta de activos de América Móvil será más difícil, pues habrá menos empresas internacionales que quieran competir con la estadounidense. Además, ahora AMóvil podría poner en duda la venta a AT&T.
Redacción
10 noviembre 2014 21:48 Última actualización 11 noviembre 2014 4:55
[La regulación asimétrica no genera beneficios para los consumidores, afirma América Móvil. / Reuters / Archivo] 

[La regulación asimétrica no genera beneficios para los consumidores, afirma América Móvil. / Reuters / Archivo]

La llegada de la telefónica AT&T al mercado mexicano complicará el proceso de venta de activos que lleva a cabo América Móvil (AMóvil), pues habrá menos empresas globales que quieran competir con el gigante estadounidense y la empresa de Carlos Slim en México, dijeron analistas de Accival Banamex.

“La transacción aumenta los desafíos en el mercado mexicano de telecomunicaciones y probablemente intensificará la competencia con presiones a los márgenes y el capex, lo cual reduciría los flujos de caja de la industria”, expuso Julio Zamora, analista de la institución.

Esta combinación , añadió, podría reducir el interés de otras operadoras extranjeras que pudieran estar considerando invertir en México, “disminuyendo probablemente el valor de los activos de América Móvil a la venta, considerando que el comprador no sea AT&T”.

El experto expuso que lo relevante será ver si AT&T es aún un posible comprador de los activos en México de AMóvil, con lo cual la firma de Carlos Slim busca reducir su participación de mercado por debajo del 50 por ciento para evitar presiones reguladoras.

América Móvil prevé concretar la venta de unos 22 millones de usuarios a una empresa global durante el primer trimestre del 2015.

“Aunque AT&T podría usar a Iusacell como un trampolín para adquirir posteriormente suscriptores, red y espectro de América Móvil, la adquisición crea una posible complicación de si Amóvil querrá vender ahora activos en México a un competidor que podría acabar teniendo su mismo tamaño”, indicó Zamora.