Empresas

Liverpool y Palacio pierden terreno en créditos frente a bancos

Los consumidores prefieren las tarjetas de crédito emitidas por las instituciones financieras debido a que cada vez más se inclinan a pagar a menores plazos y la totalidad de la deuda, además de las promociones especiales que ofrecen.
Francisco Hernández
26 abril 2017 22:26 Última actualización 27 abril 2017 13:52
(Especial)

(Especial)

En contraste con el avance de doble dígito que reportó Liverpool en sus ingresos totales del último cuarto de 2016, las ventas de su división de crédito cayeron 0.5 por ciento.

La empresa explicó que esto fue reflejo de la preferencia del consumidor por usar los descuentos directos, menores plazos en las promociones libres de intereses y el pago del total del saldo.

Entre 2013 y 2014 la cartera crediticia de las tiendas departamentales creció a tasas superiores a la de los bancos, en cambio entre 2015 y 2016 la tendencia se revirtió ante una agresiva estrategia de promociones de las instituciones financieras y la aceptación de sus tarjetas de crédito en más comercios, coincidieron expertos.

Según datos del Banco de México (Banxico) y de los reportes de Grupo Sanborns (que engloba a Mixup, Sears y Sanborns), la cartera de crédito consolidada de Liverpool y Palacio de Hierro, entre 2015 y 2016,  creció casi 10.4 por ciento, mientras que los bancos tuvieron un alza de 13.6 por ciento.


Por su parte, entre 2013 y 2014 la banca tuvo un crecimiento de 11.7 por ciento, por debajo del avance de casi 18 por ciento observado en el portafolio de las cadenas comerciales.

“La gente está prefiriendo las políticas de meses sin intereses de menos plazos (entre 3 y 6 meses), dejando de lado las de largo plazo (6 meses o más), además están pagando el total de su cuenta, ya no sólo el mínimo y siguen teniendo preferencia por el pago en efectivo sobre el crédito”, explicó Cristina Morales, analista de Signum Research.

Para Carlos Hermosillo, analista de Actinver, el entorno actual de alza de tasas e incertidumbre financiera ocasiona que los consumidores sean más cautelosos al adquirir productos con crédito a largo plazo, pues temen el encarecimiento de sus deudas, por lo que privilegian el uso del efectivo en sus compras.

FOCOS:
Costo. A diciembre de 2016 el Costo Anual Total (CAT) de las tarjetas de las cadenas comerciales se ubicó en 60 por ciento, arriba del 40 por ciento de los bancos .

Tarjetas. En los últimos tres años Liverpool creció 16 por ciento la emisión de tarjetas de crédito y Sanborns 12 por ciento.

Preferencia.Los llamados “totaleros”, personas que liquidan el total de sus cuentas mes a mes, representaron el 47 por ciento del total de usuarios de tarjetas de crédito en 2015

Además, el uso de tarjetas de crédito bancarias otorga más beneficios como la acumulación de puntos o millas de recompensa que pueden ser intercambiados por viajes, artículos variados o incluso efectivo.

Palacio de Hierro es la única que ofrece un programa de este tipo, sin embargo, sus plásticos y recompensas sólo pueden ser utilizados para la adquisición de productos dentro de sus mismas tiendas.

Según cifras de Banxico, al cierre de 2015 (último dato disponible) los llamados “totaleros” (personas que liquidan el total de sus cuentas mes con mes) representaron 47.3 por ciento de los usuarios de las tarjetas de crédito, 3.3 puntos porcentuales más que un año antes.

Entre 2015 y 2016 la expansión del portafolio de las tarjetas de crédito por parte de los bancos superó en 200 puntos base a la observada en la cartera crediticia consolidada de las tiendas departamentales.
En contraste, entre 2013 y 2014 las cadenas comerciales rebasaron en 600 puntos base el crecimiento de la banca.

Analistas coincidieron en que uno de los factores que incidió en la desaceleración del crecimiento de la cartera de crédito de las departamentales fue la preferencia de los consumidores por plásticos que usan en una mayor cantidad de comercios.

“Una diferencia importante es que una tarjeta de crédito normal (bancaria) la puedes usar en el establecimiento que quieras, y muchas veces la gente lo que quiere es un crédito para gastar dinero donde quiera que esté, yo creo que ese es un factor muy importante”, explicó Gerardo Copca, analista de Capitales de MetÁnalisis.

Pese a que en los últimos tres años Liverpool elevó en casi 16 por ciento su número de tarjetas emitidas a 4.4 millones, la participación de la división de crédito en sus ingresos consolidados cayó en más de 100 puntos base, a 9.3 por ciento.

En Grupo Sanborns el sector crediticio reportó en el mismo lapso 12 por ciento más tarjetas, al sumar 3.7 millones, pero la contribución de la división en los ingresos de la firma apenas avanzó 40 puntos base, a 6.7 por ciento.

1
SON MÁS CARAS

Según datos de la Condusef, en promedio el Costo Anual Total (CAT) de las tarjetas de crédito bancarias se ubicó en 40 por ciento al cierre de diciembre de 2016, mientras que en las departamentales se encontraban en cerca de 60 por ciento.

“En los bancos tenemos entre un 35 y 40 por ciento en el CAT, que si lo comparamos con una tarjeta departamental, pues es mucho más barata y además los bancos muchas veces te ofrecen promociones como no cobrar comisiones en el plástico y eso impulsa su crédito”, agregó Copca.

Para los expertos, el hecho de que el CAT de las tarjetas departamentales sea hasta 1.5 veces más alto que el que ofrecen los bancos es una de las principales causas de la desaceleración en su portafolio crediticio.

.
web_empresas_27_abr_porta_01