Empresas

Las razones por las
que Elektra compró Blockbuster

Aunque en Estados Unidos la marca de Blockbuster está devaluada, en México todavía tiene atractivo y, a través de ella, Elektra podrá ofrecer algunos servicios a un segmento que no tiene explorado, señalan analistas.
Bloomberg
01 febrero 2014 17:9 Última actualización 02 febrero 2014 5:0
Etiquetas
En Estados Unidos, Blockbuster anunció el cierre de todas sus tiendas en noviembre de 2013. (Bloomberg / Archivo)

En Estados Unidos, Blockbuster anunció el cierre de todas sus tiendas en noviembre de 2013. (Bloomberg / Archivo)

La última tienda de alquiler de videos Blockbuster en los Estados Unidos cerró este mes, pero la marca continúa existiendo en México como una cadena lujosa con aspiraciones de vender de todo, desde televisores hasta servicios bancarios, algo en lo que Elektra tiene experiencia.

Después de decidir el cierre de sus sucursales Blockbuster estadounidenses, Dish Network Corp. aceptó vender las tiendas mexicanas de la cadena por 31 millones de dólares a la empresa de Ricardo Salinas Pliego.

El nombre Blockbuster tiene más prestigio en México que en Estados Unidos y muchas de las tiendas están situadas en barrios ricos, dijo Juan Elizalde, analista de Banco Ve Por Más S.A.. Asimismo, alquilar películas y videojuegos sigue siendo visto como un modelo empresarial viable en el país, pese a que actualmente se consiguen con facilidad DVDs pirata de vendedores ambulantes. Blockbuster México no tiene la imagen deslucida de la cadena estadounidense y podría ser utilizado por Elektra para crear algo más ambicioso, dijo.

“Ven potencial en la base de clientes y en el valor de la marca”, comentó Elizalde en una entrevista telefónica. “Las tiendas en México no han tenido los mismos problemas. Todavía generan flujo de caja. Es atractivo”.

El acuerdo con Dish incorpora a Elektra 1.6 millones de socios de
Blockbuster en 300 espacios,
lo cual incrementa un 7 por ciento la superficie en pies cuadrados de la empresa. Blockbuster México generó 117.7 millones de dólares para Dish en los tres primeros trimestres de 2013, un aumento superior al 3 por ciento respecto del mismo período el año anterior. Esto fue apenas un 1 por ciento de los ingresos de Dish y representaría 3 por ciento de las ventas totales para Elektra.

¿Qué servicios ofrecería?

De todos modos, es sólo un punto de partida, según la empresa con sede en la Ciudad de México, que quiere utilizar la cadena como trampolín para otros productos. Elektra cuenta así con una nueva forma de vender electrónica y servicios financieros, como banca online. La empresa también podría utilizarlo para promocionar contenido visual original de TV Azteca S.A.B. y el sistema de películas de televisión paga, que son propiedad de otras ramas del imperio de Salinas.

“Sumar a Blockbuster confiere a Elektra una nueva dimensión en un segmento más alto del mercado en el que no nos habíamos concentrado anteriormente”, dijo Luis Niño, máximo responsable ejecutivo de la división Banco Azteca de Elektra. “Queremos ofrecerles la posibilidad de comprar nuevos productos y acceder a su información bancaria online”.

Las tiendas ya presentan una gama de productos, como reproductores de DVD, juguetes de peluche “Angry Birds” y golosinas de tamarindo. Las paredes están cubiertas de DVDs que exhiben nuevos lanzamientos como “Elysium” de Matt Damon y la película de horror “The Conjuring”.
La cadena ofrece incluso recoger las películas alquiladas por sus clientes en sus casas por 10 pesos.

El alquiler de un estreno reciente en DVD cuesta entre 45 y 50 pesos por un plazo de una o dos noches. Los discos en Blu-ray cuestan 60 pesos, en tanto los videojuegos varían entre 60 y 100 pesos. Blockbuster México alquiló más de 5 millones de películas y juegos en 2013, generando ventas por unos 2 mil 300 millones de pesos, según Elektra.