Empresas

Las pantallas en los aviones, en peligro de extinción

Las aerolíneas estadounidenses vieron un cambio en el entretenimiento de sus vuelos cortos y están invirtiendo en ampliar su oferta de Wi-Fi.
Bloomberg
03 febrero 2017 11:55 Última actualización 03 febrero 2017 16:55
Pantallas en para películas en aviones (Bloomberg)

Pantallas en para películas en aviones (Bloomberg)

Reservar un vuelo nacional en cualquiera de las tres grandes aerolíneas estadounidenses no garantiza que el asiento frente a usted tenga una pantalla. Algunos la tienen, mientras que la mayoría no. Finalmente quizás ninguno tenga.

La proliferación de iPhones, iPads y dispositivos Android, junto con un servicio de Wi-Fi cada vez más fiable en vuelo, ha generado un profundo cambio por parte de muchas aerolíneas, que ahora ven que el entretenimiento en vuelos cortos se ofrece mejor de forma inalámbrica, sin los gastos o molestias que tienen las pantallas.

Al igual que con muchas cosas en un avión, el factor determinante es el peso. Instalar una pantalla en cada asiento añade peso, que consume combustible adicional, que cuesta más dinero.

Más aún, las pantallas suelen romperse ya que las personas las presionan y golpean, a menudo molestando al pasajero del frente.

Hoy, la novedad en cuanto a Entretenimiento en Vuelo (IFE, por sus siglas en inglés), es el entretenimiento en dispositivos personales, es decir, la capacidad de transmitir TV y películas a los dispositivos de los pasajeros desde un servidor en el avión.

Este video es generalmente gratis, aunque United Continental aún cobra hasta 7.99 dólares para ver canales de televisión abierta en aviones equipados con DirecTV.

“Para vuelos nacionales, realmente veo que la tendencia en la industria es hacia la transmisión IFE”, dijo Jason Rabinowitz, director de investigación de aerolíneas en Routehappy, una compañía con sede en Nueva York que analiza los servicios recreativos ofrecidos por las líneas aéreas.

“La instalación es barata para las aerolíneas, no hay cableado ni multas por peso. Estos sistemas pueden instalarse virtualmente durante una noche y el costo de mantener estas cosas es virtualmente nada”.

Y antes que pregunte, la respuesta es sí. Las aerolíneas también se apresuraron en añadir tomas de corriente en cada asiento. American Airlines dijo que la mitad de sus aviones nacionales estará equipada para fines del próximo año y que aumentaría a más de 85 por ciento para 2021.

Esto será crítico para el tiempo que las personas pasan más tiempo navegando, viendo películas o ambos, ya sea en el mismo dispositivo o en varios. Ese tipo de comportamiento terrestre está migrando rápidamente hacia los aviones, dijo Jamie Perry, vicepresidente de mercadeo de JetBlue Airways.

“Yo veía un juego de baloncesto en la pantalla mientras trabajaba en mi laptop y mientras escuchaba música en mi teléfono”, dijo en una entrevista telefónica describiendo su rutina en un reciente vuelo de JetBlue entre Nueva York y Florida.

La aerolínea ha informado que regularmente ve que el número de dispositivos conectados a su servicio satelital de Wi-Fi ViaSat es mayor que el número de pasajeros en algunos vuelos.

Para los guerreros de los tramos largos repentinamente preocupados por su próximo vuelo de 15 horas hacia Hong Kong, calma: Contrario a lo que ocurre con los vuelos nacionales, las flotas internacionales retienen las pantallas en los asientos como una materia prima, dado los vuelos más largos.

Los servicios de comidas necesitan el espacio en la bandeja donde suele ubicar su dispositivo y muchas aerolíneas consideran su oferta de video personalizada como una parte integral de la experiencia del pasajero. Así que puede dejar el cargador extra en la casa.