Empresas

Ley de Telecom ya contemplaba que no hubiera apagón total: IFT

El presidente del IFT, Gabriel Contreras, indicó que la propia ley previó una situación en la que las estaciones de baja potencia continúen transmitiendo señales analógicas después del 31 de diciembre; incluso 19 estaciones de alta potencia podrán bajarse.
Darinka Rodríguez
01 diciembre 2015 13:34 Última actualización 01 diciembre 2015 14:6
Gabriel Contreras, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) [Bloomberg/Archivo)

Gabriel Contreras, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) [Bloomberg/Archivo]

La Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) ya contemplaba que no hubiera un cese total de transmisiones analógicas, sobre todo en el caso de estaciones de baja potencia, señaló Gabriel Contreras, comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Luego de que el Senado de la República aprobara ayer en comisiones unidas la modificación al artículo décimo noveno transitorio de esta ley para permitir a estaciones de baja potencia que tengan un año más de prórroga para transitar a la Televisión Digital Terrestre (TDT), el presidente del IFT indicó que ya se contemplaba un programa para que estas estaciones realizaran la migración.

“La propia ley ya prevé una situación que permite que no haya un apagón al 100 por ciento dentro del territorio nacional, eso ya está previsto hoy por la propia ley, es posible técnicamente que las estaciones de alta potencia bajen su potencia para ser de baja potencia y ser parte de este programa”, indicó.


Entrevistado en el marco del foro “México Accesible en Telecomunicaciones”, Contreras dio a conocer que de acuerdo a lo que se ha discutido en la Cámara alta, 19 estaciones estatales de alta potencia podrían bajarse, ya que técnicamente es posible, y así acceder al programa que contempla la LFTR.

“Técnicamente es posible. La ley prevé que las estaciones públicas de baja potencia se incorporen a un programa que establezca el Instituto, es decir, que continúen transmitiendo señales analógicas incluso después del 31 de diciembre”, expuso.

Explicó que en el país existen alrededor de 200 estaciones de baja potencia del lado del sector público y poco más de 300 complementarias de estaciones comerciales, las cuales entrarían en este marco regulatorio que cubren a aproximadamente tres por ciento de la población.

“Es un número grande, pero es importante señalar que sólo las comerciales no representan en términos de población algo considerable, pues serán si acaso el tres por ciento de la población de acuerdo con los estudios que hemos hecho”, mencionó.