Empresas

Know How:
Ocho pasos para elegir el negocio de tu vida

Desde su entrada al mercado mexicano, las franquicias han reportado un crecimiento de dos dígitos por año. Aquí te ofrecemos ocho pasos para que tomes la decisión de incorporarte a este exitoso sector.  
Claudia Alcántara
06 marzo 2014 18:36 Última actualización 07 marzo 2014 10:27
Etiquetas
 [El ejecutivo, Gabriel Kleiman afirma que empresa pasó de 3 a 32 sucursales, a través de franquicias / Bloomberg]

[Cuartoscuro]A través del Fondo Pyme, las franquicias podrán acceder a diversos programas donde anteriormente no estaban previstas, como el de Aceleración de Empresas.

Para independizarse y concretar el negocio de tus sueños, una alternativa segura es invertir en el sector franquicias. En México existe un abanico de mil 500 opciones, con montos de inversión inicial que van de los 50 mil pesos a los 8 millones de pesos.

Juan Manuel Gallástegui Armella, presidente de Gallastegui Armella Franquicias, indicó que desde 1990 cuando las franquicias irrumpieron en México, han tenido un crecimiento de dos dígitos por año.

Tan sólo en el 2013, el crecimiento en el volumen de marcas nacionales e internacionales con presencia en el país, se ubicó en niveles del 8 al 10 por ciento, superior a la misma economía nacional y otros sectores, resaltó Enrique Alcazar, director de la consultoría Alcazar y Asociados.

Pero por qué elegir una franquicia, en lugar de un negocio independiente, Gallastegui aseguró que el 65 por ciento de negocios independientes no llegan al segundo año de vida, en cambio la mortalidad de las franquicias es de sólo el 5 por ciento en 10 años.

Añadió que esto se explica porque la curva de aprendizaje en el sector franquicias es muy corta, porque parte de una experiencia probada, y una marca posicionada.

“Si el franquiciante se equivocó yo arreglo las cosas; en cambio en un negocio independiente los riesgos son mayores (...) en una franquicia me van a capacitar, me darán asistencia técnica permanente, me evaluaran qué estoy haciendo bien o mal, en una franquicia tendré ayuda de mi franquiciante en distintos aspectos, cosa que en un negocio independiente no voy a tener” resaltó Gallastegui.

Dentro del mar de oportunidades una buena herramienta, para elegir es sin duda el conocimiento. Un autoanálisis como una esmerada y completa investigación de la compañía franquiciante son de los primeros pasos, antes de dar el “brinco”.

César Aranday, director de Aranday y Asociados, indicó que el aspirante a franquiciatario tiene que ser disciplinado y con alta disposición de recibir indicaciones, e inclusive de ser fiscalizado, para verificar que se siguen los estándares de la marca.

Resaltó que debe tenerse una cierta capacidad económica, no sólo para aportar la inversión inicial, sino tener un capital de trabajo que permita, afrontar pagos como nóminas, rentas y costos fijos, en los 3 a 5 meses que puede obtenerse el punto de equilibrio.

Uno. Autoanalizarse. Es necesario saber si el candidato a franquiciatario tiene la capacidad para seguir instrucciones, cumplir con directrices y métodos que indica el corporativo para operar una franquicia. Si la respuesta es positiva, siga con el paso dos.

Dos. ¿Qué le gusta hacer?. Se tratar de encontrar aquella franquicia que tenga una actividad acorde con lo que me gusta hacer. Si no se ve frente a un mostrador atendiendo personas, el sector servicios no son para usted.

Tres. ¿Cuánto dinero tengo?. Es determinar cuál es el tamaño de la inversión que está dispuesto ha hacer para adquirir una franquicia. Puede gustarle algunas franquicias, pero el problema que no le alcance.

Cuatro. ¿Dónde voy a operar?. Es identificar la zona en donde desea adquirir la franquicia, ya sea colonia o ciudad, cerca de casa o no; tome en cuenta que puede haber franquicias que no desean operar en el lugar donde usted elija, porque no lo consideran ideal.

Cinco. ¿Operará la franquicia solo o con socios?. Tiene que evaluar sí usted operará directamente el negocio, o contará con la ayuda de un familiar o de un socio operador. Tome en cuenta que hay franquicias que exigen que el inversionista sea el operador, y no admiten socios operadores.

Sexto. Investigar. Seguramente ya eligió algunas franquicias que le interesan, las cuales deberá de investigar con la Asociación Mexicana de Franquicias, para verificar sí han tenido problemas con la operación. También es válido preguntar a otros franquiciatarios cómo les ha ido.

Séptimo. Solicitar una entrevista. Es el momento de establecer contacto con el propietario o gerente de la franquicia. Aquí debe preguntar aspectos operativos como asistencia técnica y de marketing, así como financieros como cuotas de inversión, rentabilidad y retorno de la inversión.

Octavo. Tomar una decisión. Entre más se tarde en elegir una franquicia, corre más el riesgo de que la franquicia o la ubicación del local ya no estén disponibles.