Empresas

KIA no es la única; incumple NL a Mondelez

El Gobierno de Nuevo León ha incumplido acuerdos con Mondelez, antes Kraft Foods de México, y le debe alrededor de 60 millones de pesos.
Sonia Coronado
10 mayo 2016 22:42 Última actualización 11 mayo 2016 9:44
Mondelez, productora de las galletas Oreo, realizó trabajos de infraestructura en NL por 67 millones 500 mil pesos. (Bloomberg)

Mondelez, productora de las galletas Oreo, realizó trabajos de infraestructura en NL por 67 millones 500 mil pesos. (Bloomberg)

Como consecuencia de la falta de recursos, el Gobierno de Nuevo León ha incumplido a empresas los incentivos que se les ofrecieron para instalarse en la entidad. KIA Motors es el caso más sonado, pero otro de los afectados es Mondelez, antes Kraft Foods de México.

De acuerdo con una solicitud de información realizada por El Financiero a través de la página de transparencia de la Secretaría de Desarrollo Económico local, la empresa estadounidense firmó el 1 de julio del 2013 con el gobierno estatal, encabezado en ese entonces por Rodrigo Medina, el convenio mediante el cual se instalaría en la entidad y en el que se comprometió a generar mil 301 empleos y a realizar una inversión por 7 mil 586 millones de pesos.


A cambio, señala la información, el gobierno le entregaría incentivos equivalentes al 4 por ciento de la inversión total, es decir, 297 millones 360 mil pesos, entre apoyos fiscales y para infraestructura.

Sin embargo, la administración de Medina no cumplió la totalidad de los incentivos pactados y el actual gobierno, a cargo de Jaime Rodríguez ‘El Bronco’, tampoco, por lo que ya negocian para llegar a un acuerdo.

La información indica que como parte de los convenios firmados entre el gobierno local y Mondelez se incluyó dentro de las cláusulas de incentivos el pago, vía reembolso, de las obras de infraestructura realizadas para el asentamiento del proyecto.

La compañía productora de las galletas Oreo realizó trabajos de infraestructura local por 67 millones 500 mil pesos para vialidades, líneas de gas, tomas de energía y servicios básicos, entre otros, que correspondían al estado y del que éste debe regresar los gastos. Sin embargo, el gobierno no ha cubierto la totalidad de la inversión.

“Algunos funcionarios del gobierno han tenido reuniones con directivos de la empresa; aproximadamente se le deben unos 60 millones de pesos, la mayoría son por trabajos de infraestructura que inicialmente pagó la empresa y que ahora el gobierno le tiene que reembolsar”, dijo una fuente cercana a las reuniones.