Empresas

Juez ordena a GMéxico entregar informe del derrame en Río Sonora

A dos años del derrame en el Río Sonora, la empresa Grupo México está obligada a otorgar más estudios sobre el daño ambiental a Southern Cooper.
Corresponsal Brisa Retano
07 agosto 2016 9:40 Última actualización 07 agosto 2016 10:20
MINA GMEXICO

La Profepa impuso una segunda clausura parcial temporal a instalaciones de la mina Buenavista del Cobre de GMéxico, por incumplir requerimientos en materia de impacto ambiental. (Archivo/Cuartoscuro)

HERMOSILLO, Sonora.- Un juez estadounidense del estado de Arizona ordenó a Grupo México, a través de su matriz en ese país Southern Cooper, que entregue un informe acerca de los derrames ocurridos hace dos años en el Río Sonora.

De acuerdo con información de los Comités de Cuenca Río Sonora, el fallo servirá para que la mina Buenavista del Cobre de Grupo México entregue información sobre el derrame de metales pesados ocurrido el 6 de agosto del 2014.

En conferencia de prensa el Grupo de Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación y el Comité de Cuencas de los siete pueblos afectados lamentaron la falta de atención de las autoridades de la empresa minera y presentaron las resoluciones legales.

El abogado Luis Miguel Cano explicó que la empresa está obligada a otorgar más estudios sobre el daño ambiental y que además existen en México siete juicios de amparo que están en pendientes, sin embargo, por los tiempos jurídicos cree que quedarán resueltos hasta el siguiente año.

“Todavía hay juicios de amparo en marcha, recordarles que se han interpuesto acciones legales porque hay violaciones de derechos humanos, no es un hecho aislado lo que sucedió, no es accidente, es irresponsabilidad de la empresa de Grupo México”.

A dos años comentó que hay intranquilidad por el agua que se consume, la economía no ha logrado reactivarse y no se conocen los estudios de impacto ambiental.

Ramón Francisco Miranda miembro del Comité de Cuenca del Río Sonora en Aconchi señaló que desde hace un año no se realiza una actualización de la gente afectada y que consideran que ahora hay más del doble de los 360 enfermos que se contabilizaron en 2015.

“Hay problemas de salud y agua, las familias que por cuestión económica toman agua de las llaves y eso les va a ocasionar problemas
En la actualidad nadie nos informa hay problema terrible de credibilidad no hay información oficial confiable, no sabemos sí es tan grave la situación en algunos pueblos que no lo dan a conocer”.

Este sábado saldrían en caravana desde Hermosillo hasta Bacanuchi para realizar una manifestación en protesta, a dos años de la contaminación.

: