Empresas

Investigan si Credit Suisse incurrió en lavado de dinero

Debido a que Credit Suisse Group habría ayudado a 4 mil clientes a proteger 8 mil millones de euros de fondos ganados de forma ilícita, la justicia de Milán investiga a la firma por un posible lavado de dinero.
Investigan si Credit Suisse incurrió en lavado de dinero
21 febrero 2016 22:33 Última actualización 22 febrero 2016 5:0
bancos extranjeros

El banco suizo podría no haber pagado impuestos en Italia. (Reuters)

Fiscales de Milán investigan si Credit Suisse Group incurrió en lavado de dinero y evadió impuestos al vender miles de millones de euros de pólizas de seguros que clientes de Italia usaban para ocultar fondos a las autoridades fiscales, dijeron personas con conocimiento del tema.

A partir de 2005 el banco habría ayudado a unos cuatro mil clientes a proteger ocho mil millones de euros de fondos ganados de forma ilícita, en su mayor parte como ingresos no declarados a las autoridades italianas.

Se les vendió a los clientes pólizas de seguros emitidas por subsidiarias del banco en Lichtenstein y Bermuda. Eso les permitió eludir un impuesto suizo a los depósitos en cuentas en el exterior, al tiempo que seguían teniendo acceso a su dinero, que continuaban administrando desde cuentas suizas, dijeron las personas.

El banco suizo podría no haber pagado impuestos en Italia al no declarar las comisiones por la venta de seguros. “Los negocios de Credit Suisse con clientes privados se concentran de forma sistemática en los activos declarados, y tenemos reglas internas claras y procesos destinados a asegurar que nuestra actividad cumpla con las leyes italianas”, dijo el banco por correo electrónico.
Mayor vigilancia

Los bancos suizos son objeto de una mayor vigilancia en los últimos años en un contexto de represión internacional de la evasión fiscal. En 2014 se multó a Credit Suisse por dos mil 600 millones de dólares en Estados Unidos por contribuir a la evasión de impuestos por parte de sus ciudadanos. El banco pagó una multa de 150 millones de euros en Alemania en 2011 para zanjar un proceso judicial por acusaciones de que había ayudado a clientes a evadir impuestos.