Empresas

Refrescos 'pierden gas'; ventas caen 4.9%

Los volúmenes de ventas de refrescos en México disminuyeron 4.9% en los primeros cinco meses del 2014, la primera caída para mismo periodo desde 1997; una de las firmas más afectadas fue Coca Cola Femsa, seguida de Arca Continental y Cultiba.
Rosalia Lara
12 agosto 2014 22:5 Última actualización 13 agosto 2014 5:0
Refrescos. (Cuartoscuro/Archivo)

Alimentos chatarra

Derivado de la aplicación del impuesto de un peso por litro a las bebidas azucaradas, la debilidad del mercado interno y una mayor demanda de agua personalizada, los volúmenes de ventas de refrescos en México disminuyeron 4.9 por ciento en los primeros cinco meses del 2014, comparado con el mismo lapso de un año antes. Se trata de la primera caída para un periodo como este desde 1997, revelan datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las embotelladoras de refrescos (incluidas las de Pepsi Cola y Coca Cola), trasladaron el nuevo gravamen, en vigor desde enero, a los consumidores, lo que se reflejó en un incremento de 15 por ciento en precios a mayo del 2014, su mayor alza desde 1995. Incluso, entre julio de 2013 y el mismo mes del presente año, el aumento se mantiene en ese porcentaje.

Una de las firmas afectadas por el nuevo impuesto fue Coca Cola Femsa con una baja de 5.3 por ciento en sus volúmenes de ventas a junio del presente año, seguido de Arca Continental con 3.9 por ciento y Cultiba con una reducción de 0.8 por ciento.

José María Flores, analista de Ve por Más, indicó que si bien el impuesto ha impactado los volúmenes de ventas de las refresqueras, también debe considerarse la debilidad del consumo que viene desde mediados del 2013, además del cambio de tendencia a bebidas más sanas, como el agua personalizada.

En contraste con los refrescos, la demanda de agua individualizada creció 6.2 por ciento en los primeros cinco meses del 2014, respecto a igual periodo del año pasado. Alberto Carrillo, de Signum Research, dijo que las embotelladoras han venido lanzando nuevas presentaciones en el agua, a fin de captar a más clientes.

En la primera mitad del 2014 Arca Continental y Coca Cola Femsa reportaron incrementos de 1.6 y 5.9 por ciento en sus volúmenes de ventas de agua embotellada, respectivamente.

Para Verónica Uribe, analista de Monex Casa de Bolsa, el refresco es un bien casi perfectamente inelástico, es decir, la demanda permanece relativamente estable ante un cambio en el precio. Por lo que, la baja de su consumo, tiene que ver con el alza generalizada de precios que incidió en un menor ingreso disponible para las familias.

La inflación general anualizada a julio fue de 4.07 por ciento, por arriba del objetivo del Banco de México de 3 por ciento para 2014.

TAMBIÉN BAJAN INGRESOS

El aumento en el precio de los refrescos no alcanzó a compensar la baja del consumo, por lo cual, los ingresos de este segmento de bebidas tuvo una disminución de 1.9 por ciento entre enero y mayo de 2014, respecto a igual lapso de un año antes. Se trata de la primera disminución para un periodo como este desde 2008.

Los analistas opinaron que el patrón de consumo de refrescos está muy arraigado en México, razón por la cual, no preocupa que se mantengan a la baja los volúmenes de ventas.

Alberto Carrillo dijo que el cambio en la preferencia de los consumidores hacía productos más saludables es un factor que existe desde hace varios años y que no es preponderante.

La analista de Monex Casa de Bolsa estimó que el efecto del impuesto irá disminuyendo a lo largo del 2014 y que para la segunda mitad del año se verá una recuperación en el consumo.

De hecho, Flores pronosticó que para finales del 2015 los volúmenes de las embotelladoras de refrescos se estabilizarán.

Para los primeros 5 meses del año, los volúmenes de venta registraron su primer caída desde 1997
El precio de los refrescos registró de enero a mayo de 2014 su mayor incremento en casi 20 años