Empresas

Importadores de autos usados evaden 491 mdp al SAT: industria

Asociaciones e industrias automotrices dijeron que importadores de autos usados de Estados Unidos daban información incorrecta al momento de que el SAT pedía los documentos necesarios para permitir su entrada al país. 
Axel Sánchez
18 julio 2016 11:10 Última actualización 18 julio 2016 11:16
pesos

(Bloomberg)

Los importadores de autos usados de Estados Unidos evadieron pagar al Servicio de Administración Tributaria (SAT) alrededor de 491 millones de pesos entre 2015 y 2016 al falsificar información en facturas y certificados mecánicos, estimaron representantes de la industria automotriz este lunes. 

Los presidentes de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Industria Nacional de Autopartes (INA) y Asociación Nacional de Productores de Camiones y Tractocamiones (Anpact), destacaron que daban información incorrecta al momento que la autoridad pedía los documentos necesarios para permitir su entrada al país con la finalidad de pagar menos impuestos.

"Estas prácticas se daban bajo la acción concertada con coyotes que utilizaban un mismo certificado de regulación ambiental para distintos autos, se tenían inconsistencias en el domicilio fiscal, se falseaba el precio del auto, no se verificaba o se mentía en el historial del auto", destacó Guillermo Rosales, director general adjunto de AMDA.

Eduardo Solís, presidente de AMIA, dijo que ellos no están en contra de la entrada de autos usados, pero todo en el marco legal, tanto físico como económico, que debe cumplir un vehículo de Estados Unidos que quiere ingresar a México.

"Estos son documentos abiertos a todo público, ahí se pueden ver las irregularidades, por lo que pedimos que se atienda esta situación", explicó.

La importación de autos usados fue regulado con mayor rigor en 2015, pues afirman los industriales del sector que estos autos compiten de forma desleal con los vehículos nuevos del país, reduciendo la capacidad del mercado de renovar su parque vehicular.

: