Empresas

Igualdad de género, un asunto todavía pendiente en las empresas

Aunque las empresas buscan una equidad de género no siempre llevan este compromiso a la práctica, ya que un estudio realizado a 132 empresas demuestra que las mujeres tienen menos oportunidades de obtener un mejor puesto que los hombres.
Redacción
19 abril 2017 19:14 Última actualización 22 abril 2017 17:56
EQUIDAD

EQUIDAD

El sexo femenino se ha visto rezagado a la hora obtener un cargo que lo lleve hacia un puesto de alto nivel, ya que los hombres tienen una mayor oportunidad de tener un ascenso que las mujeres, esto según el estudio ‘Women in the Workplace 2016’, basado en datos de 132 empresas. 

De acuerdo con la información recabada, entre más mires hacia los puestos de arriba encontrarás menos mujeres ocupando esos lugares, y aunque las compañías refrendan su compromiso con la equidad de género aún están luchando para poner esa igualdad en práctica.

El estudio revela que además de tener menos posibilidad a aspirar a un puesto de mayor importancia dentro de sus firmas también deben luchar contra las tasas de contracción, ya que hasta ahora las empresas optan por darle el empleo a un hombre que una mujer.

Y a pesar de que se ha mostrado un progreso de 2015 a 2016, los hombres aún obtienen los mejores puestos y son contratados en mayor cantidad que su contraparte femenina, ya que por cada 100 mujeres que son promovidas 130 hombres suben de puesto.


LAS MUJERES EXPERIMENTAN UN JUEGO DESIGUAL

Esta desigualdad ha impedido que el género femenino ocupe puestos gerenciales o inclusive llegue a ser el CEO de alguna firma, ya que la mayoría de los cargos que aspiran a obtener una de estas oficinas son ocupados por hombres.

La investigación indica que durante 2015, el 90 por ciento de los nuevos CEOs fueron promovidos por puestos dentro de la misma empresa, y el 100 por ciento de estos eran hombres. Además, uno de cada 5 ejecutivos es mujer.

Las féminas en Estados Unidos no sólo se enfrentan a la desigualdad de género, ya que las mujeres de descendencia afroamericana son rezagadas por las personas de tez blanca.


Tanto mujeres como hombres consideran que el convivir con altos funcionarios puede llevarte al éxito, sin embargo el sexo femenino tiene menos interacciones sustantivas con los líderes de su compañía, y esto se ve reflejado cuando las mujeres afirmaron que ningún jefe les ayudo a conseguir un mejor puesto.

Y aunque la mayoría de los empleados quieren ser promovidos, sólo el 40 por ciento de las mujeres están interesadas en convertirse en ejecutivos de alto nivel, en comparación con 56 por ciento de los hombres.

De acuerdo con el estudio, este menor interés por parte del género femenino a ocupar un puesto gerencial se debe a que las mujeres combinan su actividad laboral con trabajos domésticos y cuidado de los niños en una proporción más grande que los hombres.


Esto ha llevado a que los empleados exijan más flexibilidad entre sus trabajos y sus vidas, por lo que las empresas han tomado medidas como trabajo en tiempo parcial, laborar desde casa, hojas de ausencia y guarderías.

Las empresas cada vez tienen más compromiso con la equidad de género pero no siempre lo llevan a la práctica, y mucho menos los empleados a bordo. Entre las acciones que han tomada las compañías para reforzar esta equidad son:

1.- Hacer un argumento convincente para diversidad de género
2.- Asegurar que la contratación, promociones sean justas.
3.- Invertir en más formación de los empleados.
4.- Centrarse en la rendición de cuentas y los resultados.