Empresas

IFT debe precisar zonas de retransmisión de Televisa, pide Megacable

El operador indicó que cumple con la norma que obliga a concesionarios de televisión de paga a retransmitir los contenidos de TV abierta, como los de Televisa, y acuso a la televisora de hacer una campaña de desprestigio tras la ruptura el año pasado.
Itzel Castañares
03 julio 2017 20:26 Última actualización 03 julio 2017 20:27
Megacable

Megacable. (Bloomberg)

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) debe ser la autoridad que aclare cualquier diferendo en las zonas en las que Megacable retransmite señales de Televisa como Gala TV, dando además claridad en los lineamientos a seguir por parte del operador jalisciense, detalló la firma a El Financiero.

El operador aclaró que el cateo del pasado fin de semana en sus instalaciones en Tenancingo y Atlacomulco, en el Estado de México, fue una diligencia de la Procuraduría General de la República (PGR) para detectar posibles irregularidades en la aplicación del Must-Carry/Must-Offer de la señal radiodifundida localmente de Gala TV.

Must-Carry/Must-Offer
El Must-Carry es la obligación de los concesionarios de TV de paga de retransmitir la señal de televisión abierta en sus sistemas, mientras que el Must-Offer es la obligación de los concesionarios de servicios de TV abierta de poner sus señales a disposición de los concesionarios de televisión restringida para que sean difundidas.

“Megacable es respetuoso de los lineamientos de la norma de Must-Carry/Must-Offer que nos obliga a retransmitir las señales que se radiodifunden localmente y es debido a ello que se retransmite la señal Gala TV en estas dos áreas geográficas. De ninguna manera este hecho debe ser visto como un robo de señal o retransmisión ilegal, se trata de dirimir controversias en cuanto a la correcta aplicación de la norma”, explicó la firma a este diario.

La firma acusó que la información difundida sobre este evento forma parte de una campaña de desprestigio en contra de Megacable en la que asegura, tiene por objetivo presionarla para regresar las señales de Televisa Network a su programación, una relación que rompió en septiembre de 2016.

Esta ruptura comercial se suma a la denuncia emprendida por Megacable en contra de Chivas TV por cancelar el acceso a 50 mil clientes al partido de Tigres contra Chivas, una acción que acusa fue motivada por presiones de la televisora controlada por Emilio Azcárraga.

Megacable aseguró que el cateo no representa riesgo alguno en su operación de negocio.