Empresas

IFT busca reducir penas por prácticas monopólicas en telecom

El Instituto Federal de Telecomunicaciones busca que operadores de los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión se acojan a un proyecto de inmunidad en el que podrían reducir las sanciones a las que estarían sujetos en caso de incurrir en prácticas monopólicas.
Itzel Castañares
05 septiembre 2016 20:33 Última actualización 05 septiembre 2016 21:44
IFT

(Cuarto Oscuro)

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) busca que los operadores de los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión se acojan a un programa de inmunidad en el que podrían reducir las sanciones a los que estarían sujetos en caso de incurrir en prácticas monopólicas absolutas.

El órgano regulador prevé lanzar en breve a consulta pública el anteproyecto “Guía del Programa de Inmunidad y Reducción de Sanciones para los sectores de telecomunicaciones”.

Las prácticas monopólicas absolutas son acuerdos entre dos o más competidores que tienen todos los incentivos a ocultar la información y a mantenerlos en secreto, que implica manipular precios, restringir oferta, segmentar mercado, coordinar posturas de licitaciones o intercambiar información.

La Ley Federal de Competencia Económica prevé en el artículo 103 la existencia de un programa de inmunidad, una especie de programa de ‘testigo protegido’.

“La idea es dar incentivos a los agentes económicos que actualmente están haciendo alguna práctica monopólica para que se acerquen a la autoridad, confiesen su participación en el cartel, con la promesa de que van a recibir una reducir una posible sanción que se le pueda imponer”, detalló Ismael Reyes Ramírez, titular de la Dirección General Adjunta de Atención de Procedimientos del IFT.

El funcionario señaló que a este programa se pueden acoger la empresa o grupo económico que incurrió en una de estas prácticas, además de las personas físicas que participaron por cuenta de personas morales que realizaron la conducta.

“Este programa es un incentivo para que las empresas que se sientan presionadas y no quieran continuar en el cartel, accedan a beneficios como la reducción de la multa, nula responsabilidad penal, así como nulas sanciones de inhabilitación", agregó.

Las empresas pueden sumarse durante el periodo en el que la Autoridad Investigadora está indagando, un lapso que puede durar hasta 600 días.

Abel Hibert, excomisionado de la extinta Cofetel, señaló que uno de los propósitos de este programa podría ser orientar a los jugadores de telecomunicaciones y radiodifusión sobre las prácticas que se pueden realizar y cuáles no.

“Se puede incentivar a las empresas a que sean las primeras en denunciar irregularidades y se vean menos impactadas en cuanto a sanciones. Algunas veces las empresas no saben que están haciendo algo indebido, son prácticas milenarias en el mundo empresarial mexicano y esto va a servir para que se definan cuáles son las prácticas correctas y se generen políticas internas también”, comentó.

>