Empresas

IEnova gana licitación de gasoducto marino

La empresa mexicana, en asociación con TransCanada, gana el contrato por 2 mil 100 millones de dólares para el gasoducto que irá de Texas en Estados Unidos a Tuxpan, en México.
Áxel Sánchez
13 junio 2016 13:56 Última actualización 13 junio 2016 14:10
gasoducto

TransCanada dijo en un comunicado que desarrollará, operará y poseerá un 60% del proyecto y el restante estará en manos de IEnova.  (Bloomberg)

Infraestructura Energética Nova (IEnova), en asociación con TransCanada Corporation, ganaron la licitación del desarrollo del gasoducto marino en el tramo Sur de Texas – Tuxpan.

El contrato obtenido es por 2 mil 100 millones de dólares.

El proyecto estará respaldado por un contrato a 25 años para transportar 2 mil 600 millones de pies cúbicos por día de gas natural con la empresa estatal de energía eléctrica mexicana, Comisión Federal de Electricidad (CFE).

TransCanada dijo en un comunicado que desarrollará, operará y poseerá un 60 por ciento del proyecto, y el restante 40 por ciento estará en manos de IEnova, subsidiaria de Sempra Energy.

TransCanada espera invertir unos mil 300 millones de dólares en la sociedad para construir el ducto de 42 pulgadas de diámetro y 800 kilómetros de longitud, que estaría en operación a finales de 2018.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa que lidera Carlos Ruiz Sacristan dijo que la subsidiaria Infraestructura Marina del Golfo presentó la mejor propuesta para el desarrollo de esta infraestructura, la cual será 31 por ciento más económica a lo que tenía proyectado CFE que era de 3 mil 100 millones de dólares.

“Como consecuencia del fallo de la CFE, Infraestructura Marina del Golfo, S. de R.L. de C.V., será responsable de la total implementación del proyecto, incluyendo la obtención de los permisos, la adquisición de los terrenos y derechos reales, la ingeniería, procura, construcción, financiamiento, operación y mantenimiento”, destacó la empresa.

Este gasoducto es el primero que gana la empresa en 2016 después de que en las últimas tres licitaciones perdió porque sus propuestas no estaban alineadas a los requerimientos de CFE, lo cual incluso estaba desalentando a los inversionistas, según analistas.

IEnova también analiza participar en la siguiente subasta eléctrica, siempre y cuando los proyectos de generación disponibles por la autoridad sean rentables.

Con información de Reuters

: