Empresas

ICA vende proyecto de depas y falla a clientes

ICA vendió el proyecto inmobiliario Marina 385 al fondo de inversión ZKC, como parte de su estrategia de desinversión de activos para reducir su deuda; sin embargo, las dos torres que integran la obra debieron entregarse en 2013, pero 3 años después, siguen inconclusas.
Everardo Martínez
13 abril 2016 22:22 Última actualización 14 abril 2016 4:55
Las  torres que integran el proyecto se quedaron en obra  neg

Las torres que integran el proyecto se quedaron en obra negra. (Archivo)

Como parte de su estrategia de desinversión de activos para reducir su abultada deuda, la constructora ICA vendió el proyecto inmobiliario Marina 385 al fondo de inversión ZKC, pero dejó en incertidumbre a los compradores.

Las dos torres que integran el proyecto de 312 departamentos ubicado en Marina Nacional 385, Colonia Anzures (en la CDMX), debieron entregarse en 2013, pero 3 años después, siguen inconclusas.

“Marina 385 ya se vendió en febrero, fue a ZKC un fondo de inversión. No podemos compartir el monto”, reveló un directivo de ICA que pidió no mencionar su nombre.

Desde octubre de 2015, la obra está detenida, aseguraron comerciantes de la zona, entrevistados en un recorrido de EL FINANCIERO.

Sin embargo, algunos clientes desconocen la venta, y otros fueron prácticamente obligados a aceptar la devolución de su dinero bajo la amenaza de que lo perderían.

“En 2011 pagué mi anticipo de 600 mil pesos, posteriormente en 2013 pagué lo restante para completar el millón 440 mil pesos, pero la obra se ha detenido y no se me entregó el departamento en tiempo. Me dijeron que me darían un millón 700 mil pesos porque la obra estaría terminando en 2018, a 2020. El problema es que con la cantidad que me ofrecen no puedo comprar nada parecido hoy en día”, dijo un comprador que pidió no revelar su nombre.

Otro cliente que pagó 2 millones 250 mil pesos por su departamento comentó que se le devolvió su dinero más el 10 por ciento por la penalización de no la no entrega apenas hace 20 días.

“El abogado de ICA me dijo que la empresa se encontraba en quiebra y que no se sabía cuándo se reanudarían las obras, me dijo que si ahora no recibía mi dinero, cuando había fondos, nunca me lo darían”, señaló otro comprador.

David Cohen, sin embargo, se identificó con EL FINANCIERO como representante legal del fondo ZKC y dijo desconocer la compra del proyecto. “Sí estuvimos en pláticas, pero no podemos decir que ya existió una operación de compra-venta”, comentó.