Empresas

ICA no peleará si 'El Bronco' cancela Monterrey VI

Ante la polémica generada por la construcción del acueducto Monterrey VI, si el próximo gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez decide cancelar la edificación, ICA no pelará para mantenerse en el proyecto, estimó su director general, Alonso Quintana.
Ana Valle
24 septiembre 2015 20:39 Última actualización 24 septiembre 2015 20:49
ICA

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la posibilidad de que el gobierno electo de Nuevo León cancele la construcción del Acueducto Monterrey VI, ICA no buscaría pelear para mantener el proyecto si llega a confirmarse.

Alonso Quintana, director general de ICA, dijo que hasta el momento no han recibido notificaciones sobre una eventual cancelación del acueducto por parte del gobierno que encabezará Jaime Rodríguez, aunque están en la mejor disposición para hablar sobre el proyecto.

“Lo que nosotros queremos es que sí se haga el proyecto, pero si no se hace o hay mucha controversia, tampoco nos gusta entrar en proyectos donde haya tanta polémica, si muchos lo consideran un proyecto no deseado, no queremos estar ahí”, dijo Quintana tras su participación en el Foro Forbes 2015.

El directivo destacó que cuando entraron al proyecto, se trataba de una obra deseada y viable, y ahora ha sido tanta la controversia entre la opinión pública, que sólo en caso de alinearse nuevamente al proyecto, la empresa seguiría.

Hasta el momento la empresa no ha realizado inversión alguna en la construcción y sólo están en el proceso de cerrar un crédito con Banobras y Natbank.

ICA sólo ha invertido en la licitación y en ganar el proyecto, lo cual podría ser motivo de una indemnización, aunque esto por ahora no preocupa a la empresa, agregó Quintana.

Debido a lo anterior, la empresa no estima impacto alguno de suspenderse el proyecto, ya que se trataba de un proyecto de inversión en el cual estarían invirtiendo a lo largo de cuatro años.

PODRÍA BUSCAR UNA FIBRA

Quintana adelantó que el surgimiento de nuevos instrumentos como Fibra E podría ser un camino para continuar monetizando sus activos y no descartó la posibilidad de estructurar un instrumento de este tipo.

Entre los activos que entrarían estarían concesiones en operación, desde carreteras, plantas de tratamiento de agua, y otros proyectos de infraestructura maduros que sean atractivos para los inversionistas.

“Usas la Bolsa de Valores y colocas un instrumento que tiene incentivos fiscales y con flujo de efectivo transparente hasta el inversionista, y permite al desarrollador dedicarnos a desarrollar y dar salida a los activos sin perder control y operación de los mismos”, explicó.