Empresas

Hoteles de 5 estrellas duplican crecimiento
del sector en 10 años

La oferta hotelera de 5 estrellas en México creció 86.5 por ciento, el doble que el resto de las categorías, gracias a la demanda de los segmentos de la población con mayor poder adquisitivo, principalmente de los extranjeros.
Everardo Martínez
11 febrero 2016 22:46 Última actualización 12 febrero 2016 4:55
Etiquetas
hoteles

Los hoteles de lujo tuvieron un incremento de 86.5 por ciento en los últimos 10 años. (Especial)

La oferta hotelera en México se está renovando y dio un salto cualitativo en una década. El número de establecimientos de 5 estrellas creció 86.5 por ciento en 10 años, prácticamente el doble que el resto de categorías, que aumentaron 43.3 por ciento, impulsado por la demanda de los segmentos de la población con mayor poder adquisitivo.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo, el número de hoteles de 5 estrellas, incluyendo las categorías llamadas Gran Turismo y Clase Especial, al cierre de 2014, últimos datos disponibles, alcanzó los mil 266 hoteles, desde los 679 que se tenían registrados en 2004.

Para Rafael García, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, el crecimiento de los hoteles de 5 estrellas se debe a que los empresarios observaron una demanda creciente, tanto en viajeros nacionales, como extranjeros.

“Aunque ha sido poco, el crecimiento de la clase media aumentó la demanda de habitaciones lujosas, este segmento de población puede pagar hasta dos veces al año algo así, además, la oferta de 5 estrellas mexicana es 30 por ciento más barata que la estadounidense y es la mitad de barata que la europea y por eso tenemos la llegada de muchos extranjeros a los hoteles de 5 estrellas”, explicó García.

La industria en general, que incluye hoteles de menos de 5 estrellas, también ha aumentado su tamaño, sin embargo, su avance en una década fue de 43.3 por ciento, al llegar a 18 mil 711 establecimientos, desde los 13 mil 60 que se tenían del 2004.

El ejecutivo señaló que los extranjeros son la razón principal del crecimiento, debido a que en promedio representan 70 por ciento de los clientes de los hoteles 5 estrellas, mientras que el otro 30 por ciento son los mexicanos con mayor poder adquisitivo.

LIDERA QUINTANA ROO

Por entidad, el caso más importante es el de Quintana Roo, la entidad con más hoteles 5 estrellas, donde en 2004 había 117 y para 2014 sumaban 189 establecimientos, un aumento de 61 por ciento.

Jalisco sigue en la lista, pues los hoteles de lujo pasaron de 51 a 108, un aumento de 111 por ciento; y en tercer sitio está Guanajuato, que tenía en 2004 un total de 29 establecimientos de este tipo y en 2014 había superado a la Ciudad de México, al llegar a 97.

En la capital del país, el número de hoteles de lujo aumentó de 56, a 94 hoteles en 10 años, mientras que en el caso de Yucatán tenía 24 y pasó a 59. En Querétaro, que hospedaba a 18, cerró 2014 con 54.

La construcción de un hotel de 5 estrellas implica una inversión por habitación hasta tres veces mayor que uno de 2 o 3 estrellas, aseguró Carlos Gosselin, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún.

“Las inversiones que se hace en un hotel de 5 estrellas están alrededor de 225 mil a 250 mil dólares por cuarto, mientras que para otros hoteles que ofrecen servicios limitados, la inversión está entre los 70 mil y 80 mil dólares por habitación, y son inversiones en construcción”, señaló el empresario.

Mary Carmen López, gerente de Hoteles Boutique, un conglomerado de hoteles independientes, comentó que este tipo de negocios aspiran a ser 5 estrellas y han crecido sobre todo desde hace unos 7 u 8 años.

“El interés de crecer como hotelero independiente ya no se enfoca mayormente en tener un hotel de 1 a 3 estrellas o moteles con muchas habitaciones, sino hoteles de un nivel más personalizado y que fácilmente alcanzan las 5 estrellas, a su vez con menos cuartos que facilitan la operación y minimizan los gastos operativos, lo que los convierte en más rentables. Nuestras solicitudes para ser parte de la empresa con un hotel así crecieron 20 por ciento”, comentó la directiva.

Dado que una tarifa promedio varía hasta 20 veces entre un hotel de 5 estrellas y uno de 1 o 2 estrellas, la derrama económica en el destino aumenta, lo cual es un beneficio, porque atraen a la población de alto poder adquisitivo, que gasta más en el lugar, destacó López.

En 10 años, el número de hoteles 5 estrellas se multiplicó 1.9 veces.