Empresas

Honda y KIA aceleran 
el armado de autos
en México

Con el inicio de operaciones de KIA, una mayor producción de Honda y el aumento en la demanda en Estados Unidos, la producción y exportación de automóviles en México aceleró en junio, de acuerdo con datos de la AMIA.
Axel Sánchez
07 julio 2016 22:8 Última actualización 08 julio 2016 4:55
Honda y KIA

Honda y KIA (Especial)

Tras cuatro meses consecutivos de meter ‘reversa’, la producción y exportación de automóviles en México volvió a retomar el rumbo del crecimiento en junio ante el inicio de operaciones de KIA, una mayor producción de Honda y el aumento en la demanda de vehículos en Estados Unidos, el principal destino de la manufactura nacional.

En conferencia de prensa, Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), detalló que durante el sexto mes del presente año se armaron 319 mil 122 vehículos, 4.1 por ciento más comparado con junio de 2015, cuando fueron 306 mil 694 unidades.

Con esto, se revirtió la tendencia negativa observada en los últimos cuatro meses. En febrero, marzo, abril y mayo de 2016 el armado de autos en México había registrado disminuciones de 4.1, 11.0, 4.9 y 3.1 por ciento, respectivamente.

La recuperación observada en junio permite vislumbrar una mejor perspectiva para la segunda mitad del año en la manufactura de vehículos.

“Este crecimiento (de junio) se puede explicar por el inicio de operaciones de KIA y una mayor demanda de autos del principal destino de las exportaciones mexicanas, Estados Unidos… Vemos una mejor perspectiva para el segundo semestre pues KIA ya está produciendo en forma y pronto Audi iniciará operaciones. Estimamos que la producción (de 2016) será similar o un poco más alta a la que se tuvo el año pasado (de 3 millones 399 mil 76 unidades)”, comentó Cuevas.

Además de la contribución de KIA (que no se tuvo el año pasado), la japonesa Honda reportó en junio de 2016 una producción de 23 mil 359 automóviles, 83 por ciento o 10 mil 590 autos más que lo armado en el sexto mes del año pasado.

En términos absolutos, KIA y Honda agregaron al sector una producción conjunta de 21 mil 157 unidades nuevas durante junio de 2016. Sin este volumen, el armado de vehículos hubiera caído casi 10 por ciento con relación al sexto mes del año pasado.

La mayor producción y recuperación de la demanda de autos ligeros en Estados Unidos, permitió que las exportaciones totales crecieran 1.8 por ciento en junio del presente año, al enviarse al extranjero un total de 247 mil 5 unidades.

A Estados Unidos, se mandaron 185 mil 637 autos, 7.5 por ciento más con respecto a lo registrado en junio del 2015. Se trata del mejor desempeño desde febrero pasado.

SEMESTRE DE 'REVERSA'

Pese a la recuperación de junio, el saldo semestral fue negativo tanto en el armado como en los envíos de autos al extranjero.

Entre enero y junio de 2016 se produjeron en México un millón 673 mil 970 unidades, una reducción de 3.1 por ciento respecto a lo registrado en igual lapso del año anterior. Se trata de la primera caída para un periodo como este desde el 2009.

“Esto es por la dinámica comercial que tuvo Estados Unidos de comprar autos más grandes, de los cuales México hace pocos... Vemos que esto puede cambiar en lo que resta del año y terminar con cifras positivas”, indicó Fausto Cuevas, director general de la AMIA.

Por marca, Mazda fue la que más bajó su armado en el lapso enero-junio de 2016, con un 23.2 por ciento; seguido de FCA México con 19 por ciento; Volkswagen con 16.7 por ciento; Ford con 9.5 por ciento, y General Motors con una disminución de 5.5 por ciento.

En los primeros seis meses del 2016 las armadoras que operan en México enviaron al exterior un millón 327 mil autos, lo que significó una disminución 5.5 por ciento contra igual lapso de un año antes.

Aunque las exportaciones a Estados Unidos (76 por ciento del total) crecieron 1.5 por ciento respecto a los primeros seis meses de 2015, tras mandarse un total de millón 6 mil 95 vehículos, los envíos a otros países registraron disminuciones importantes.

A Canadá, Alemania y Colombia, los otros mercados más relevantes después de Estados Unidos, las exportaciones de autos mexicanos se redujeron en 14.9, 22.0 y 33.2 por ciento, respectivamente.

¿POR QUÉ EL CAOS EN LA VERIFICACIÓN?

La falta de comunicación entre los gobiernos federal, de la CDMX y Estado de México, además de verificentros y empresas, ocasionó caos en los primeros días de la aplicación de la nueva norma ambiental vehicular.

Esto derivó en el cierre de centros de atención y que los conductores no puedan verificar sus autos, aunque es algo en que ya se trabaja, dijo Guillermo Rosales, director general adjunto de la AMDA.

“No existe ninguna falla en la operación de los autos, tampoco hay carencia de información, lo que hay es un desconocimiento de cómo aplicar la nueva ley y esperamos que se arregle lo más pronto posible”, agregó en una conferencia de prensa.

Fausto Cuevas, director general de la AMIA, dijo que con el Sistema de Diagnóstico Abordo (OBD, por sus siglas en inglés) los vehículos nuevos están funcionando correctamente, y que sólo necesitan cierto kilometraje para que se active.

“El arranque de la computadora OBD depende del modelo o la marca, queremos aclarar eso porque hay muchas quejas de particulares, y que no pueden pasar la verificación por esta situación… tampoco estamos diciendo que es algo que deban arreglar los verificentros con el usuario del vehículo”, aclaró el ejecutivo.

Actualmente, sólo cuatro de los 67 verificentros de la CDMX están operando, mientras que en el Estado de México permanecen abiertos 99 de los 117 que hay en toda la entidad.

Da clic en la imagen para agrandarla

tras cuatro mesesl