Empresas

Hidrosina evalúa desarollar infraestructura para importar gasolina

Como parte de la apertura gradual en la liberalización de precios, Grupo Hidrosina espera colocar infraestructura para importar gasolina y venderla en sus estaciones de servicio, pero ello depende de la regulación que genere la Sener.
Axel Sánchez
28 septiembre 2016 21:59 Última actualización 29 septiembre 2016 12:39
Hidrosina

(Bloomberg)

Grupo Hidrosina analiza la colocación de infraestructura para importar gasolina y venderla en sus estaciones de servicio, lo que dependerá de la regulación que genere la Secretaría de Energía en la materia y de la aceptación del mercado para los combustibles extranjeros, dijo Fernando Alanis, director comercial de la compañía.

“Es importante contar con un transporte directo; pienso que por esto la frontera y los puertos serán el primer paso para la venta de gasolina foránea como parte de la apertura gradual en la liberalización de precios… Analizamos colocar infraestructura (para importar), pero depende del mercado, como se den las condiciones de competencia, los costos que puedan darnos los proveedores y obviamente que nos permitan dar el mejor precio a los clientes”, explicó el ejecutivo.

La compañía analiza los lugares del país que pueden funcionar para colocar un desarrollo; su alianza en Grupo La Gas le permitirá participar en la edificación de un puerto de combustibles que prevé poner en la península de Yucatán.

Sobre el cambio de imagen en sus gasolineras, Hidrosina continúa su plan de transformar 20 de sus estaciones ubicadas en el centro del país a su marca. Actualmente cuenta con tres en la Ciudad de México, pero espera sumar las otras 17 antes de que termine el año.

“Vemos resultados positivos con esta transformación. Estamos aumentando nuestras ventas en poco más de 10 por ciento, respecto a cuando eran marca Pemex. Si bien aún vendemos productos de Pemex, porque es el único proveedor, estamos viendo la diferencia con el servicio y otros productos”, explicó el directivo.

Para potenciar la marca Hidrosina, el grupo será patrocinador local del Gran Premio de México, pues considera que es una oportunidad relevante para acercarse a su público objetivo.

“Firmamos un acuerdo para las próximas cuatro ediciones de la carrera. Es una inversión importante, pero lo vemos como un impulso para el mediano y largo plazo, y seguiremos buscando eventos de ese nivel en los próximos años”, destacó Alanis.