Empresas
P&R
Enrique de la Madrid, Secretario de Turismo

Hay que corregir y no sólo multar a aerolíneas: De la Madrid

Más allá de los castigos que se puedan establecer a las líneas aéreas, para evitar los retrasos de los vuelos comerciales se requiere de correcciones operacionales y de logística, sostuvo el secretario de Turismo en entrevista con El Financiero.
Everardo Martínez
23 abril 2017 20:54 Última actualización 24 abril 2017 4:55
Enrique de la Madrid explicó que lo que se busca es reducir las demoras para que el transporte de pasajeros fluya. (Cuartoscuro)

Enrique de la Madrid explicó que lo que se busca es reducir las demoras para que el transporte de pasajeros fluya. (Cuartoscuro)

Para evitar los retrasos en los vuelos comerciales en México hay que hacer correcciones operacionales y no sólo multar a las aerolíneas, propuso Enrique de la Madrid, titular de la Sectur.

Esto en referencia a la iniciativa aprobada por los diputados y que ya fue turnada a los senadores, la cual plantea el reintegro del boleto del avión a los pasajeros que sufran una demora de más de cuatro horas en la salida de su vuelo y una compensación de hasta 25 por ciento del costo del boleto.

En entrevista con El Financiero, el funcionario explicó que lo que se busca es reducir las demoras para que el transporte de pasajeros fluya.

“Los retrasos de los vuelos pueden darse (por procedimientos en los aeropuertos), los pasajeros tienen que pasar por procesos de seguridad y entonces afectan al vuelo de conexión. Es un tema de logística, de procedimientos, no es un tema de multas y de castigos”, aseguró el funcionario.

¿Qué le parece la propuesta de sanción a las aerolíneas?
Lo que buscamos es que se proporcione mayor información a los pasajeros sobre las razones por las que se dan las demoras. Se ha hecho común que se culpe al AICM por un problema de tráfico, esa siempre nos la dicen, pero ahí se explica que es el aeropuerto el culpable en el menor de los casos.

Hay un punto de negociación para saber cuál será la multa que pagarían las líneas aéreas, intervenimos para conciliar que se cobre un porcentaje del costo del boleto.

¿Las demoras afectan al turismo?
En nuestro caso queda claro que para México, el no haber tomado la decisión a tiempo de un nuevo aeropuerto ha implicado problemas, no tenemos instalaciones modernas en la Ciudad de México.

En México afortunadamente se tomó la decisión de hacerlo, porque ahora recibe 35 millones de pasajeros y el nuevo (aeropuerto)en su primera etapa tendrá capacidad hasta para 65 millones, en la última fase hasta para 100 millones.

¿En qué momento sucede lo de las demoras?
México vive un boom, sus mejores momentos en materia turística, nunca hemos tenido estas cifras (de demoras). El PIB turístico crece al doble de la economía, hay generación de empleo y por eso se puede decir que es un motor de crecimiento económico y de bienestar para los mexicanos.

¿Cuántos turistas llegan a México?
El año pasado recibimos 35 millones de visitantes del exterior, con eso nos convertimos en el octavo país más importante del mundo en turismo y recordar que hace cuatro años éramos el 15.

¿Qué esperar en el ranking global este año?
Deberíamos de consolidar el lugar 8 y aspirar al 7. Superar a Reino Unido en el octavo, es un mundo de competencias, pero pensamos que tenemos dinamismo para seguir avanzando.

En el séptimo está Alemania, pero es un país bonito y los europeos viajan mucho ahí, ellos también crecen, por eso aspiramos al 7, al cierre de este año.

¿Pega la inseguridad?
Sí hay un repunte. Las cifras así lo han dicho. He oído diferentes teorías, estamos trabajando con gobernación, gobiernos estatales, se instaló la comisión de turismo en la Conago y está ese tema.

Queremos desarrollar un modelo de seguridad para los destinos turísticos, sí han habido incidentes que nos preocupan enormemente, pues el factor número uno para viajar es la seguridad.

No es otra cosa que generar a nivel estatal buenos policías, buenos ministros públicos, jueces y sistemas de inteligencia donde también participe la ciudadanía.

Lo único que nos podría complicar el panorama son los temas de inseguridad.