Empresas

Harley-Davidson resuelve litigio tras denuncias de emisiones en EU

La empresa había fabricado unas 340 mil motocicletas modelo Screamin' Eagle Pro Super Tuners desde el 2008, que le permitían al conductor manipular el sistema de emisiones a fin de aumentar la potencia y velocidad de la máquina. 
AP
18 agosto 2016 15:54 Última actualización 18 agosto 2016 15:54
Harley-Davidson

(AP)

WASHINGTON.- Harley-Davidson accedió este jueves a pagar 15 millones de dólares para poner fin a un litigio de las autoridades estadounidenses que le acusaban de fabricar motocicletas con emisiones contaminantes que superaban los niveles permitidos.

Harley-Davidson había fabricado unas 340 mil motocicletas modelo Screamin' Eagle Pro Super Tuners desde el 2008, que le permitían al conductor manipular el sistema de emisiones a fin de aumentar la potencia y velocidad de la máquina, según el expediente presentado por el Departamento de Justicia y la Agencia de Protección Ambiental.

Tal función, que según las autoridades no era legal, también incrementaban las emisiones de gases contaminantes, como óxidos de nitrógeno.

El gobierno aseveró además que entre el 2006 y el 2008 Harley-Davidson fabricó y vendió más de 12 mil motocicletas de diversos modelos con el mecanismo ilegal preinstalado.

Bajo el acuerdo, la compañía tiene que garantizar que todos sus modelos futuros en venta en Estados Unidos se atañen a las normas que restringen la emisión de contaminantes.

"Debido a la posición de Harley-Davidson en el sector, este es un paso significativo hacia el cumplimiento de nuestra meta de poner fin a la venta de mecanismos ilegales que causan contaminación nociva en nuestras carreteras y comunidades", dijo el fiscal adjunto John C. Cruden, director del departamento de asuntos ambientales del Departamento de Justicia.

"Cualquiera que manufacture, venda o instale este tipo de artefacto ilegal debe aprender de las acciones correctivas tomadas por Harley-Davidson y debe dejar de violar la ley inmediatamente", agregó.

La empresa, cuya sede está en Milwaukee, aseveró que los dispositivos habían sido fabricados para motocicletas especializadas de carrera, no para su uso en las vías públicas.

"Este acuerdo judicial no es una admisión de culpabilidad, sino un acuerdo de buena fe con la agencia ambiental de Estados Unidos en un tema en que tenemos interpretaciones distintas", expresó Ed Moreland, director de asuntos gubernamentales de Harley-Davidson.

"Durante más de dos décadas, vendimos este producto bajo la interpretación aceptada de que era legal para su uso exclusivo en un contexto competitivo. Desde nuestro punto de vista, era legal y sigue siendo legal, su uso en circunstancias de carrereas dentro de los Estados Unidos", añadió.

: