Empresas

GSK supera expectativas por fármacos contra VIH y vacunas antigripales

La mayor farmacéutica de Gran Bretaña ha tenido un rendimiento menor en el mercado de medicamentos de Europa en casi 40 por ciento en los últimos cinco años, reflejo de las decepcionantes ganancias pasadas y un escándalo de corrupción en China.
Reuters
28 octubre 2015 9:26 Última actualización 28 octubre 2015 9:26
GlaxoSmithKline

GlaxoSmithKline. (AP)

LONDRES.- GlaxoSmithKline reportó resultados trimestrales mejores a lo esperado, ante la fuerte demanda de medicamentos contra el VIH y vacunas antigripales, que contrarrestó una continua caída en las ventas de fármacos respiratorios, lo que hizo que sus acciones suban 4.0 por ciento.

Las ventas, fijadas en libras esterlinas, subieron 9.0 por ciento, a seis mil 130 millones de libras (unos nueve mil 400 millones de dólares) en los tres meses terminados el 30 de septiembre, lo que generó que sus ganancias estructurales por acción (EPS) caigan 18 por ciento, a 23 peniques.

Los analistas habían pronosticado en promedio ventas de seis mil 80 millones de libras y EPS, que excluyen ciertos elementos, de 19.3 peniques.

La mayor farmacéutica de Gran Bretaña ha tenido un rendimiento menor en el mercado de medicamentos de Europa en casi 40 por ciento en los últimos cinco años, lo que refleja las decepcionantes ganancias pasadas y un escándalo de corrupción en China.

Pero su presidente ejecutivo, Andrew Witty, dijo que el grupo estaba camino a recuperarse después de una renovación de su negocio a través de un canje de 20 mil millones de dólares de activos con Novartis, que ha elevado la exposición de GSK a productos de cuidado de la salud.

Esta cartera, que incluye remedios de venta libre y pasta de dientes, tiene márgenes significativamente más bajos que los productos farmacéuticos. Sin embargo, se vio una mejora en la rentabilidad en el último trimestre.

Entre los medicamentos con receta, crecieron fuertemente Tivicay y Triumeq, contra el VIH; mientras que las vacunas contra la gripe se beneficiaron de la mayor demanda de Estados Unidos.

No obstante, el negocio de medicamentos respiratorios de GSK estuvo débil, reflejando la presión de los precios en su inhalador Advair en Estados Unidos y la competencia de genéricos en Europa.