Empresas

Grupo Televisa congela facultades del IFT

Tras la controversia entre Dish y la televisora, por la retransmisión de sus señales de televisión abierta, la resolución de la SCJN tardará varios meses.  Esto se hubiera evitado con la existencia de leyes secundarias y mayor precisión constitucional.
Ramiro Alonso
13 febrero 2014 21:39 Última actualización 14 febrero 2014 5:0
Etiquetas
[Televisa y TV Azteca concentran el 95 por ciento de las concesiones, detalla el IFT./ Edgar López ] 

[Televisa y TV Azteca concentran el 95 por ciento de las concesiones, detalla el IFT./ Edgar López ]

La controversia constitucional generada por una orden judicial, solicitada por Televisa, que impide al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) pronunciarse sobre la retransmisión de canales de televisión abierta, congelará por tiempo indefinido la regulación conocida como must offer, must carry, dijeron expertos.

“Éste tema va a estar congelado quizá hasta por un año”, dijo Irene Levy, presidenta del Observatorio de las Telecomunicaciones (Observatel).

El miércoles pasado, el IFT decidió retirar de la orden del día la resolución para emitir los Lineamientos Generales en materia de oferta y retransmisión de las señales radiodifundidas, mas conocidos como must offer y must carry, después de que un juez del Distrito Federal cuestionó las facultades del regulador en torno a este tema.

Ayer, a solicitud del IFT, el poder Ejecutivo federal promovió una controversia constitucional para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirme las facultades conferidas al regulador para temas sobre la retransmisión de las señales de televisión abierta.

“Quienes ganan con esto son quienes pidieron al juez que detuviera el proceso”, expuso Levy, quien añadió que es necesario que los legisladores tomen en cuenta este modus operandi para que sea disminuido en las leyes secundarias de telecomunicaciones.

El IFT informó que la decisión del juez se derivó de un juicio iniciado en 2011 por Grupo Televisa en contra de Comercializadora de Frecuencias Satelitales (Dish México), empresa que actualmente retransmite los canales de Televisa y TV Azteca con el argumento de que la reforma al sector de telecomunicaciones se lo permite.

Sergio Legorreta, abogado de Baker&McKenzie, consideró que la resolución de la controversia puede tomar varios meses para que sea resuelta por la SCJN.

A decir del experto, este problema derivó por la falta de precisión en el texto constitucional, así como de la ausencia de leyes secundarias, que debieron ser emitidas desde diciembre del año pasado.

“Lo mejor será que en la redacción de las nuevas regulaciones secundarias, tanto en materia de radiodifusión y telecomunicaciones, se precisen temas como estos para que no haya duda, porque podrían acabar en lo mismo”, advirtió Legorreta.

Agustín Ramírez, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), consideró que “detrás de todo esto está el interés de alargar el asunto”. Y añadió que en la medida que esto se retrase las televisoras van a seguir en el mismo espacio de confort y van a alargar la situación desde lo más que se pueda.

Dish México, por su cuenta, presentó un recurso de queja administrativa ante las autoridades correspondientes, después de que el Juez 32, José Guadalupe Mejía Galán, de la Ciudad de México, consideró que el IFT no tiene facultades para manifestarse en torno al must carry, must offer.

Grupo Televisa rechazó las acusaciones de Dish México con respecto al litigio de la retransmisión.